miércoles, 16 de agosto de 2017

The miniaturist

Título: The miniaturist
Autora: Jessie Burton
Editorial: Picador
Páginas: 432


Sinopsis


On a brisk autumn day in 1686, eighteen-year-old Nella Oortman arrives in Amsterdam to begin a new life as the wife of illustrious merchant trader Johannes Brandt. But her new home, while splendorous, is not welcoming. Johannes is kind yet distant, always locked in his study or at his warehouse office--leaving Nella alone with his sister, the sharp-tongued and forbidding Marin.

But Nella's world changes when Johannes presents her with an extraordinary wedding gift: a cabinet-sized replica of their home. To furnish her gift, Nella engages the services of a miniaturist--an elusive and enigmatic artist whose tiny creations mirror their real-life counterparts in eerie and unexpected ways . . .


Opinión

Tras el intenso mes de julio dedicado al homenaje de Jane Austen se me apetecía leer algo distinto, de hecho, tras Pride and prejudice me leí La princesa de hielo (cuya reseña publicaré más adelante) y, tras terminalo, supe que tenía que leer algo más interesante y de ahí que optara por un libro que tenía pendiente desde hacía mucho. The miniaturist ( La casa de las miniaturas) de Jessie Burton se convirtió en una novela muy popular cuando salió a la venta hace algo más de un año (¿?). Recuerdo haber leído bastantes reseñas de la misma en los blogs que sigo y, aunque nunca me quedó claro de que iba totalmente la novela, su argumento y lo que decían de ella fue suficiente para que captara mi atención y tomara nota del título. Desgraciamente, el fervor hacia la novela se fue diluyendo y quedó esperando en mi pila de pendientes por bastante tiempo... hasta este verano.

Por su temática y ambientación me acerqué a ella creyendo que me iba a encontrar algo similar a lo que me encontré con La joven de la perla de Tracy Chevalier, una novela de ritmo lento, sin grandes giros argumentales, en la que no cuenta tanto el final sino el desarrollo. Efectivamente se puede decir que algo de eso he encontrado, pero esta novela tiene un halo de misterio que no se halla en la novela anteriormente mencionada y que crea ese eterno sentimiento de suspense en el lector. Su protagonista es Nella, una joven de 18 años, criada en el campo, que marcha a Amsterdam a vivir con el hombre con el que se acaba de casar en poderes (Es decir, estando el marido ausente). Nella se muestra ansiosa por comenzar su nueva vida, pero recibe una fría acogida en su nuevo hogar. Su marido no la espera y su cuñada se muestra de todo menos contenta de verla. La indiferencia de su marido y la frialdad de su cuñada, así como el secretismo de los criados harán ver a Nella de que la vida que le espera no es tan excitante como ella esperaba y el regalo de una casa de muñecas por parte de su marido hará que todo se vuelva aún más inesperado.

Nos encontramos, por tanto, con una novela misteriosa, muy rara al principio, de ritmo lento y en el que destaca la escasez de personajes y  casi todos femeninos. La casa de muñecas y el miniaturista que crea las figuras para decorarla se van a convertir en una verdadera obsesión para la protagonista, pues lo que empieza siendo un simple entretenimiento, al final es la verdadera clave de todo lo que ocurre en la historia. Su llegada provoca el desencadenamiento de una serie de hechos que el lector se acaba preguntado sobre la función de la misma ¿Es acaso el miniaturista un profeta, un revelador de secretos? ¿O simplemente es un observador de la realidad? Las respuestas queda en mano del lector que, al igual que Nella, queda hechizado por ese miniaturista que envía piezas para una casa de miniaturas que no les ha sido solicitadas. 

Como he dicho, la novela cuenta con pocos personajes y los más importantes son femeninos. De hecho, los personajes más fuertes son los personajes femeninos quienes deben vivir en un mundo dominado por el hombre. La mujer puede heredar una fortuna, pero no administrarla, como es el caso de Agnes. Una mujer puede estar mejor dotada para los negocios, pero no estar al cargo de los mismos, como es lo que le pasa a Marin, cuñada de Nella. Una mujer tenía un único destino, solo uno, el matrimonio. Sin embargo, las mujeres de esta novela demuestran que son capaces de mucho más, sobre todo Nella, quien va a acabar siendo la gran heroina de la historia, la que mayor evolución presenta pues pasa de ser una joven con muchos pajaritos a la cabeza a ser una mujer que debe enfrentarse a los secretos que envuelven a su nueva familia política. 

Todo, absolutamente todo en la novela está desarrollado para que la atención del lector se centre en los personajes, un lector que es tan ignorante a lo que ocurre a su alrededor como Nella y que tiene como única pista esa casa de miniaturas. Pero, aunque los personajes sean lo más importante de la historia, hay otros detalles interesantes. Por ejemplo, la autora nos da ciertos detalles de la vida comercial de Amsterdam, la importancia del comercio para la ciudad (y el personaje de Johannes hace una serie de interesantes reflexiones sobre el comercio y la importancia del dinero) y cómo en una ciudad tan cosmopolita, en la que las mujeres podían pasear sola, había una serie de reglas que provenían de los gremios, los burgomaestres, la iglesia, etc., reglas que hacían de Amsterdam una ciudad tan represiva como el resto de las ciudades europeas del siglo XVII. La autora, sin entrar en grandes detalles, sabe recoger ese ambiente tan contradictorio a la perfección. 

En definitiva, La casa de las miniaturas me ha parecido una novela muy interesante, a veces tremendamente rara, pero evolvente. El suspense, el misterio, los secretos de los personajes me han tenido, en varias ocasiones, pegada a sus páginas. Creo que está absolutamente bien desarrollada, pues la autora sabe hacia dónde quiere llevar el autor, con un ritmo lento pero seguro y una buena ambientación. Sin embargo, en mi opinión, la manera en la que se resuelve el misterio del miniaturista queda algo flojo y con un final un tanto débil para lo pontente que es la historia en sí misma. Sin duda alguna, entiendo la enorme popularidad que tuvo cuando se público, pero no comparto la valoración que se hizo.


Adaptaciones

La BBC tiene la inteción de emitir una adaptación televisiva de la novela en forma de mini-serie de tres capítulo de 60 minutos cada uno. Según una noticia del mes de abril, la BBC tendría pensado emitirla a final de año. Su reparto sería el siguiente: Anya Taylor-Joy como Nella, Romola Garai como Marin y Alex Hassell como Johannes. Aún no hay tráiler. 

domingo, 6 de agosto de 2017

Pride and Prejudice

Título: Pride and Prejudice
Autora: Jane Austen
Editorial: Dover Publications
Páginas: 512


Sinopsis

La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modestas, antes de alcanzar un final feliz.


Opinión

No quería terminar este homenaje a Jane Austen sin reseñar la que se considera la novela predilecta por los lectores: Pride and Prejudice. Y lo cierto es que si la hubiera reseñado primero yo misma habría dicho que es mi novela preferida de la autora, ahora, tras las relecturas de Persuasión y Sentido y sensibilidad, quizás esa posición de favoritismo está ahora en riesgo porque he disfrutando tanto releyendo las tres novelas y son tan diferentes que es casi imposible decir cuál me gusta más. Además, es la segunda novela de Jane que leo en inglés y curiosamente me ha parecido bastante más fácil que Sense y sensibility, quizás porque tiene más diálogos y es menos descriptiva. O simplemente porque se ha modernizado más el lenguaje en esta edición. Sea cual sea la razón, la he devorado en apenas unos días.

Siendo la novela favorita de Jane, creo que no es necesario hacer un repaso de un argumento archiconocido por todos, así que directamente paso a enumerar las razones por las que me gusta esta novela:

1. Desarrollo del argumento. De las novelas de Austen, creo que Orgullo y prejuicio es la que tiene un desarrollo argumental más interesante (quizás se le acerca mucho Emma). Vista con cierta distancia, el argumento sigue las líneas de una comedia romática actual en la que chica conoce a chico, chico se enamora, hay líos de por medio y finalmente acaban juntos. Sin embargo, esta novela no es tan sencilla y hay ciertos giros argumentales inesperados que la autora sabe construir maravillosamente bien o ¿Quén se esperaba la primera declaración de Darcy? ¿O la huida de Lydia Bennet? Prácticamente nadie. La autora, además, en un esfuerzo por atrapar al lector y solo va soltando la información necesaria para dejar ver algo pero sin desvelarlo y me refiero, sobre todo, a la huida de Lydia que a mí me pilló totalmente desapercibida cuando leí la novela por primera vez.

2. Personajes. No hay ni un personaje que no me guste en esta novela. Lizzy fue durante muchísimo tiempo mi personaje favorito de Jane Austen, porque tenía todo lo que un personaje femenino podía tener: inteligencia, sentido del humor, sentido de la independencia, sentido de la crítica, belleza, etc. Y Darcy es ese personaje masculino del que toda la mujer se enamora ¿Christian Grey? Por favor, donde se ponga un Mr Darcy no se pone nadie. Y es que es de esos personajes a los que se odia al principio, pero que luego va mostrando que tiene su corazoncito y que el amor no se demuestra con simples galanterías sino con hechos. Y no solo los personajes principales están maravillosamente bien construidos mostrando, además, una enorme evolución; sino que también los secundarios se hacen querer ¡hasta los más insufribles! como la señora Bennet o el señor Collins.

3. Diálogos. Esta novela tiene los mejores diálogos de todas las de Jane Austen. La manera en la que están elaborados, la forma en que los personajes se dan la réplica, es una verdadera obra de arte. Especialmente me gustan dos diálogos: el de la primera declaración de Darcy y la discusión entre Lady Catherine y Lizzy casi al final de la novela. No me canso de leer estos diálogos porque se nota la tensión y la pasión del momento. 

4. Más que una historia de amor. Normalmente, cuando nos acercamos por primera vez a Orgullo y prejuicio nos quedamos simplemente con la historia de amor, pero creo que esta novela es mucho más. En mi opinión es un verdadero tratado del matrimonio y la frágil situación de la mujer en la sociedad de Jane Austen, esto es, durante la regencia y principios del periodo victoriano. Jane refleja de una manera irónica cómo una mujer con pocos posibles tenía escasas probabilidades de casarse bien, de hecho, ni Lizzy ni Jane se habrían casado con sendos caballeros si de verdad hubieran vivido en la época de Jane. Y creo que aquí la autora está reivindicando su propia situación y plasmando en papel lo que a ella le habría gustado, pues no olvidemos que Jane se enamoró de un caballero con el que no pudo casarse por motivos económicos y es muy romántico pensar que siempre estuvo enamorada de él, pero lo cierto es que su vida de solterona invita a pensar en ello. Esto, por tanto, me lleva a pensar algo no menos descabellado ¿Y si esta novela fuera un grito ahogado de lo que ella había vivido? ¿De lo que muchas mujeres vivían en esa época? La novela tiene, además, su toque feminista cuando Lizzy se ríe de todos los requisitos que las mujeres debían tener para ser consideradas merecedoras de las atenciones de caballero. Hay mucho más que una historia de amor en esta novela y basta con leer entre líneas para darse cuenta, pero esto daría para un blog entero.

En definitiva, Orgullo y prejuicio me parece la mejor novela para iniciarse con Jane Austen, por muchos motivos, pero porque creo que es la más entretenida y fácil de leer y porque su historia de amor sigue viva en muchos aspectos de la cultura popular de hoy día.


Homenaje a Jane Austen


Adaptaciones

En este apartado de la reseña sí que tengo un verdadero dilema. De las adaptaciones de Orgullo y prejuicio dos son las más conocidas: una mini-serie producida por la BBC y emitida en 1995 protagonizada por el siempre maravilloso Colin Firth y Jennifer Ehle (entre otros actores, obviamente) y la adaptación el cine de 2005 protagonizada por Keira Knightley y Matthew Macfayden. ¿Cuál elegir? Pues, la verdad, yo elijo las dos.

La mini-serie de la BBC tiene a su favor que es absolutamente fiel a la novela, casi línea por línea, lo cual no es sorprendente si tenemos en cuenta que la forman 6 capítulos de casi una hora cada uno. Y solo tiene un par de escenas sacadas de la manga: una que tiene que ver con Mr. Darcy dándose un baño y mirando por la venta a Lizzy y otra en la que Darcy nada en el lago y al salir se encuentra de repente con Lizzy ¿Pero quién se molesta por ver a Colin metido en agua? Yo no. Asimismo, los actores están maravillosos desde Colin Firth como Mr Darcy hasta David Bamber como el señor Collins (De hecho, éste está maravilloso). Los diálogos, el vestuario, las localizaciones todo está absolutamente cuidado. Solo un pero puedo ponerle a esta adaptación y es que el final me parece algo precipitado. Mientras que en el libro el final es bastante más largo, por cuanto que se cuenta los días de noviazgo, la boda y la vida de casados, en la adaptación se pasa de la segunda declaración de Darcy a la boda y ahí se acaba todo. Me hubiera gustado que la serie hubiera sido tan fiel en el final como lo es con el resto de la novela.

En cuanto a la película de 2005, dirigada por Joe Wright, se puede decir que es preciosista. No es exactamente fiel al libro, pues le falta muchísimo contenido, pero la fotografía y la banda sonora hacen que te olviden de ello. Las interpretaciones no están mal y el elenco es espectacular, destacando Brenda Blethyn como la señora Bennet (aún recuerdo lo mucho que me reí con la escena de la proposición de Bingley cuando la señora Bennet dice "todas a la cocina"). Asimismo, pienso que los protagonistas muestran algo de más pasión en sus actuaciones, la escena de la primera declaración de Darcy está llena de pasión... aunque la segunda se me queda algo más floja. De nuevo, es el final de esta adaptación la que hace que la película cojee, pero vuelve a ser algo precipitada y demasiado light aunque el final alternativo que se incluye en el DVD lo arregla un poco.

Dentro de esta sección de "adaptaciones" merece una mención especial la que es mi película favorita de todos los tiempos: "El diario de Bridget Jones" que es una adaptación muy, muy libre de Orgullo y prejuicio y, en mi opinión, es la película perfecta para cuando se está algo de bajona. Colin Firth, además, vuelve a repetir como Mr. Darcy y Hugh Grant hace de un Daniel Cleaver (Whickham) fabuloso. Dos escenas son geniales en esta película: la primera, la de la declaración de Darcy y, la segunda, la pelea entre Darcy y Daniel. En serio, una delicia. 

sábado, 5 de agosto de 2017

"Patria" de Fernando Aramburu

Título: Patria
Autor: Aramburu, Fernando
Editorial: Tusquets Editores
Páginas: 648

Sinopsis
El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Opinión
Patria ha sido un libro duro de leer. Quizá porque el terrorismo de ETA siempre ha tocado cerca, porque vivimos el miedo a sus atentados, porque conocíamos a personas amenazadas -aún recuerdo a dos familiares muy cercanos mirando debajo de su coche, el uno por ser político; la otra, juez con competencias penitenciarias- e, incluso, hemos tenido algún amigo que salvó su vida no se sabe bien cómo después de que un pistolero le pusiera su arma en la cabeza.

Quizá, por todo eso, Patria se me he hecho duro y difícil, y a la vez esperanzador. El final de ETA ha sido algo que también hemos podido vivir, pero no acercarnos a la realidad del día a día en tantos y tantos pueblos que vivieron separados. Pero Fernando Aramburu ha conseguido acercarnos esas vivencias. Y con ese lenguaje distinto en el que las palabras del narrador y el protagonista se entremezclan, logra que sientas en primera persona la dura vida de víctimas y verdugos, pero también el camino que lleva al abrazo final y al reconocimiento de la sinrazón de la violencia cainita que separó a los vascos durante decenios.

Más allá de las sensaciones personales, está el estilo que ofrece, y Patria tiene un estilo sencillo en su lenguaje (pese a los saltos temporales y la inclusión de expresiones en vasco y referencias a su cultura) y de rápida lectura, gracias a capítulos cortos en los que nos cuentan las vivencias de los protagonistas, divididos en dos familias: las de Bittori y Miren. Quizá, lo más significativo y chocante es el uso de los tiempos verbales y los saltos continuos entre narrador y protagonistas, que en ocasiones ralentiza la lectura hasta que comprendes que así te hace partícipe y protagonista de la historia.


Sin duda, es una lectura muy recomendable que además nos sirve para aprender sobre el odio irracional, el perdón, la manipulación de las ideas (ojo al personaje de Gorka, para mi uno de los que más cuenta), el dolor y la reconciliación.

lunes, 31 de julio de 2017

Sense and Sensibility

Título: Sense and sensibility
Autora: Jane Austen
Editorial: Penguin Classics
Páginas: 409

Sinopsis


Marianne Dashwood wears her heart on her sleeve, and when she falls in love with the dashing but unsuitable John Willoughby she ignores her sister Elinor's warning that her impulsive behaviour leaves her open to gossip and innuendo. Meanwhile Elinor, always sensitive to social convention, is struggling to conceal her own romantic disappointment, even from those closest to her. Through their parallel experience of love - and its threatened loss - the sisters learn that sense must mix with sensibility if they are to find personal happiness in a society where status and money govern the rules of love.

Opinión

Hacía ya bastante tiempo que quería releer esta novela de Austen, básicamente porque tenía la sensación de que cuando la leí por primera vez no había sido lo suficientemente justa con ella y, al haberla leído otra vez, me he dado cuenta de que estaba en lo cierto porque ¡cuánto he disfrutando con esta relectura! Además es la primera novela de Austen que leo en inglés y no ha sido excesivamente complicado, aunque confieso que a veces no he logrado pillar todos los matices irónicos de la autora... En cualquier caso, no me ha parecido un inglés muy difícil y he logrado entender un 90% de la novela, por lo que recomiendo leerla a aquellas personas que tengan un nivel medio-alto de inglés.

Pero ahora centrémonos en la novela. Sentido y sensibilidad - sí, yo me quedo con el título de toda la vida- tiene como protagonistas a dos hermanas que son como el yin y el yang: Elinor es la hermana mayor y por ello mucho más cabal (ella representa el "sentido" o "jucio" del título de la novela), todas sus preocupaciones las sufre en silencio, así como sus sentimientos siempre aparecen escondidos bajo una supuesta capa de frialdad. Sabe cómo comportarse en cada momento, sobre todo en situaciones donde reina la vulgaridad y la imprudencia, aunque no duda en hacer uso de la ironía para responder a comentarios impertinentes. Por el contrario, Marianne es todo sentimiento (y, por tanto, la "sensibilidad" o "sentimiento" del título), todo expresividad y le importa muy poco las normas sociales y si está enamorada, feliz, triste, molesta, etc, lo deja saber al mundo, causando una verdadera angustia en su hermana. Se puede decir que la historia gira en torno a sus aventuras (desventuras) amorosas. 

Y debo hacer hincapié en lo de desventuras, porque a mí parecer Austen se ceba en estas dos hermanas, a quienes no les da respiro hasta el final. De hecho, la reacción de Elinor al final muestra lo mucho que  sufre a lo largo de la historia. Pues la pobre muchacha se enamora prácticamente desde el principio de un caballero, Edward Ferras, a quien le falta el carárcter necesario para dar la cara por su amor, no solo ante sí mismo, sino también antes su familiares. Y a Marianne la hace enamorarse de un verdadero sinvergüenza, a quien se ve venir desde prácticamente desde el principio. Y si Marianne sufre (¡digo que si sufre! y bien que lo deja saber), la pobre Elinor no solo debe arrastrar con sus propias penurias en silencio, sino con las de su hermana y su madre. Sin duda alguna, para mí Elinor se ha convertido en una de mis favoritas junto con Liz Bennet, quizás porque les veo mucho parecido. Elinor debe ocultar ante su hermana un secreto que puede hacerle daño, de la misma manera que Liz oculta a Jane la proposición de Darcy y el papel que juega éste en la separación de su hermana y Bingley. Ambas, además, actúan con mucha racionalidad, más que sus hermanas quienes se dejan llevar por el sentimiento. 

Esto, además, me lleva a comentar el aspecto que más me gusta de la novela: la relación entre hermanas. Sabemos que Jane tuvo una relación muy estrecha con su hermana, e incluso se puede decir que eran mejores amigas. Cassandra, quien había perdido a su prometido, permaneció soltera igual que Jane y estuvo con ella hasta prácticamente el último día de su vida. Cassandra, además, fue fiel al legado de Jane y mantuvo siempre su privacidad hasta el punto de quemar cartas. Jane, por tanto, no tenía que mirar muy lejos para inspirarse, pues ella sabía lo que era tener una verdadera relación de hermana y tanto en Orgullo y Prejuicio como en Sentido y sensibilidad nos muestra una relación de hermana, en las que priman la cofianza, el respeto, el amor y, sobre todo, la lealtad. Es cierto que Elinor y Marianne no se intercambian secretos, pero sí que se puede apreciar, con todo lo que ocurre con  Willoughby y Edward, una lealtad absoluta y un apoyo incondicional cuando ambas lo necesitan. Como hermana mayor que tiene una relación estrecha con su hermana pequeña, a mí este aspecto de la novela me encanta.

En cuanto al elenco masculino, he de decir que es el que más indeferencia me produce. Ninguno de los personajes protagonistas masculinos de esta novela me gusta especialmente. Edward me parece un personaje sin carácter del que no se puede esperar mucho más que lo que ofrece. Willoughby es algo más interesante, pero se le ve venir desde el principio. Y el Coronel Brandon, que aspira a ser mucho más de lo que es, me parece un persona que pasa sin pena ni gloria, pese a sus "minutos" de gloria del final. En cuanto a los secundarios, mentiría si no dijera que me ha gustado la Señora Jennings, pues es ese personaje secundario necesario que toda novela tiene que tener, con un rol muy parecido al de la Señora Bennet, pues es esa señora mayor que se mete en todo, que de todo opina y que de todo cree saber; sin embargo, muy al contrario que lo que me produce la señora Bennet (Absolutamente insufrible), la Señora Jennings me parece un personaje entrañable y me es imposible no cogerle cariño. Además, es a través de ella que Austen hace mención de una costumbre aún en alza hoy día: el cotilleo. 

Solo una pega puedo encontrarle a este libro y que quiero señalar antes de terminar. Y es que, al inicio de la historia, cuando supuestamente se nos cuenta la incipiente relación de Elinor y Edward, todo me parece demasiado sutil y me explico. No llego a ver  en qué momento se enamoran estos personajes, pues se sabe que entran en contacto pero no me queda claro cómo empieza esa historia de amor. No sé si es que aquí el idioma ha tenido algo que ver, o es que Jane es demasiado sutil, pero para ser una historia de amor tan fuerte, su comienzo es más bien ligerito. 

En definitiva, Sense and sensibility me ha parecido una delicia de novela, que ha ganado con su relectura. La he disfrutado de principio a fin, tanto por su argumento como por sus personajes protagonistas. Creo, y no me equivoco, que podría ser una buena novela para comenzar a leer Jane Austen junto con Orgullo y prejuicio.

Solo quería comentaros que compré esta novela el día del bicentenario de la muerte de Jane Austen, 18 de Julio, en su casa de Chawton, donde se hizo un homenaje a la autora. Se leyó una carta de Cassandra a su prima, informándole de la muerte de Jane y lo que la pérdida de esta le suponía. Fue un acto verdaderamente emotivo que siempre recordaré.

Mesita donde solía escribir Jane, en Chawton.

Adaptaciones

No quería terminar de escribir esta reseña sin tener frescas las dos adaptaciones más recientes de Sentido y sensibilidad que conozco. La más antigua es la del año 1995, dirigida por Ang Lee y protagonizada por Emma Thompson y Kate Winslet y es, sin duda alguna, la más conocida de las adaptaciones de Jane Austen. De hecho, según Wikipedia, esta adaptación junto con la de Orgullo y prejuicio de la BBC supuso un gran impulso de las adaptaciones de las novelas de Austen y hasta Emma Thompson recibió un oscar por mejor guión ese año. La más reciente es la mini-serie de 2008 producida por la BBC y protagonizada por Hattie Morahan y Charity Wakefield. 

En términos generales, ambas adaptaciones me parecen bastante buenas y fieles al libro, aunque desde luego tienen bastantes "peros". De la del año 1995 me gusta muchísimo la dirección, la banda sonora, las interpretaciones y la elección de algunos actores, por ejemplo, Kate Winslet está absolutamente maravillosa como Marianne y mi querido Alan Rickman destaca como coronel Brandon. Sin embargo, en lo que adaptación se refiere, hay algunas escenas innecesarias (como la de Elinor informando a los criados que van a dejar la casa) mientras que otras no se incluyen (por ejemplo, la visita de Willoughby a Elinor cuando Marianne está en enferma, que yo considero esencial). Además hay personajes que se han suprimido que, aunque no sean de gran importancia, algunos sí que jugaban un papel de relevancia en la novela, en especial la hermana de Lucy Steele. Asimismo, he de decir que no me ha gustado mucho la elección de Hugh Grant como Edward, y eso que me encanta Hugh Grant, pero hace de Edward un personaje aún más patético y, aunque suene ofensivo, creo que Emma Thompson era demasiado mayor para hacer el papel de Elinor. Eso sí, Hugh Laurie está fantástico como Mr Palmer y la Señora Jennings y Sir John son aún más insoportables en la película que en el libro y me pregunto si no han sido llevados demasiado al extremo. 

En cuanto a la mini-serie de la BBC, debido a que en extensión es más larga (3 capítulos de una hora cada uno), la adaptación es algo más fiel. Confieso que el reparto de la mini-serie me gusta algo más que el de la película, básicamente porque las dos actrices que representan a las hermanas Dashwood son más jovenes y, por tanto, más acorde a la edad que tienen los personajes en la novela (Creo que era 17 y 16 años respectivamente). Sin embargo, no me gusta nada las dos escenas que se añaden, como la del principio (que supuestamente es el encuentro sexual de Willoughby con la hija adoptiva del Coronel Brandon) como la del duelo. Son escenas del todo innecesarias. Tampoco me gustan ciertos actores, en especial Dominic Cooper a quien el papel de Willoughby no le pega nada y queda totalmente sobre actuado. Además, pese a que la intención de crear esta mini-serie era la de ensombrecer en cierta manera la película de Ang Lee (al menos eso se dice en la Wikipedia), me da la sensación de que bebe muchísimo de ella porque algunas escenas que no aparecen en el libro, como el segundo rescate de Marianne, aparecen en las dos adaptaciones y me da por pensar que la serie bebe más de la película de lo que le gustaría.

A modo de conclusión, he visto ambas adaptaciones de una sentada (sí, cinco hora de Sentido y sensibilidad ¡benditas vacaciones!) y las dos las he disfrutado enormemente. Teniendo la novela fresca, me ha parecido que ambas son más o menos fieles a la misma. Así, por tanto, recomiendo las dos si se quiere disfrutar de la historia de Austen en la pantalla. 

 Homenaje a Jane Austen

jueves, 27 de julio de 2017

Lois the witch

Título: Lois the witch
Autora: Elizabeth Gaskel
Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform
Páginas: 68

Sinopsis

Recently orphaned, Lois is forced to leave the English parsonage that had been her home and sail to America. A God-fearing and honest girl, she has little to concern her in this new life. Yet as she joins her distant family, she finds jealousy and dissension are rife, and her cousins quick to point the finger at the “imposter.” With the whole of Salem gripped by a fear of the supernatural, it seems her new home is where she is in most danger. Lonely and afraid, the words of an old curse return to haunt her.

Opinión

Parece ser que mi verano está siendo absolutamente "clásico", pues no paro de saltar de una novela clásica a otra y en esta ocasión le ha tocado el turno a una pequeña novelita que tenía pendiente desde hace al menos dos años; e incluso he tenido que rebuscar en mis cajas de libros para poder leerla, porque no estaba segura de dónde la tenía. Se trata, tal y como habéis podido ver, de Lois the witch (Lois la bruja) de la maravillosa autora victoriana Elizabeth Gaskell, quien ya debe sonaros si sois asiduos a este blog porque dos de sus novelas - Norte y sur y Esposas e Hijas- ya han sido reseñadas. Pero pese a que Gaskell es conocida por sus grandes novelas, también fue autora de novelas cortas y cuentos góticos. Lois the witch forma parte de una colección de cinco historias que la autora publicó en 1861 animada, ni más ni menos, por Charles Dickens, siendo esta novela corta que hoy os traigo la más larga y la más conocida. 

Lo más interesante de leer esta novela corta es que es muy diferente a todo lo que hasta ahora había leído de Gaskell. Sí, me diréis que solo he leído dos novelas y que no parece lo suficiente para formarse un juicio de la autora, pero conozco sus otras novelas de reseñas que he leído en otros blogs y demás y puedo decir, sin equivocarme, de que Lois the witch no se parece en nada a sus grandes novelas, tanto en argumento como en la forma en la que está escrita. Tiene además la particularidad de ser una novela de ficción histórica, es decir, que está basado en un contexto histórico aunque el argumento principal sea totalmente ficticio. La protagonista, como podéis intuir, es Lois, una joven inglesa quien, tras la muerte repentina de sus padres, debe atravesar el Atlántico para reunirse con su tío y su familia, ya que es el único que puede sustentarla y proveerle un hogar. Desde la primera página, la autora nos transmite el sentimiento de absoluta desolación que siente la pobre Lois, recién llegada a un lugar desconocido y que se presenta absolutamente oscuro y hostil. Una desolación que se suma a la pérdida de su hogar, de sus padres y también del amor de su vida...

La autora realiza una serie de descripciones del espacio y las gentes que ayuda a crear esa sensación de hostilidad y temor. Lois se encuentra de repente rodeada de una serie de bosques habitados por indios malvados que matan a inocentes cristianos, poblaciones habitadas por gentes supersticiosas y unos familiares que la reciben con desconfianza, indiferencia y hostilidad; de hecho, la escena en la que ella llega a la casa de su tía resulta chocante por la poca calidez que demuestran a una joven que lo ha perdido absolutamente todo. Y esa sensación de desconfianza y hostilidad no hace más que incrementar durante toda la novela y más considerando que el único punto de bondad, la única persona que quizás le muestra algo de cariño a su llegada - su tío- fallece al poco tiempo, dejándola en las manos de una super piadosa tía, quien parece aborrecerla, y unos primos indiferentes.

Todo, absolutamente todo lo que rodea a Lois es tenebroso. La pluma de Gaskell no se apiada de la pobre Lois, quien parece vivir en un mundo en el que no existe la bondad o el cariño y todo es frío y oscuro. La gente del pueblo apenas es mencionada y cuando lo es es para mencionar las trifulcas de los dos pastores que luchan por hacerse con el poder del pueblo. El centro de la novela es la casa y la familia donde reina la desconfianza, la maldad y los celos de sus primas y la obsesión de su primo, quien llega a rozar y, al final, llegar a la locura. Como digo, no hay un simple gesto de calidez humana en todo el relato y, cuando parece que lo hay, al final es lo que desencadena el trágico destino de Lois a causa de los celos de su prima Faith y de la maldad de su prima Prudence. Esta la acusa abiertamente de brujería, la otra deja que la acuse; la locura de su primo y la superstición de su tía hacen el resto.

La novela en sí parece esconder una crítica a esos juicios que tuvieron lugar en Salem a finales del siglo XVII y que causaron la muerte de mucha gente inocente. Muchas de ellas fueron acusadas falsamente, bien llevadas por la superstición que siempre conlleva el extremismo religioso, bien por las envidias y los celos de una sociedad fuertemente hostil. No puedo decir con seguridad que ese fuera el objetivo de la autora al escribir esta historia, pero ese final tan moralista invita a pensar en ello. Es más, me atrevería a pensar que la autora no solo buscaba hacer una crítica al extremismo religioso sino también a como la superstición puede dar pie a que la maldad, la envidia, los celos reinen en un mundo de acusasiones anónimas. En esta novela podemos ver que son los celos los que hacen que Faith no intervenga a favor de su prima, pese a que tenían una buena relación; sin embargo, más oscuras son las razones de Prudence quien parece moverse por pura maldad.

En definitiva, Lois the witch me ha parecido una lectura interesante y no tanto por el argumento, sino por la forma en la que está escrita y por el hecho de que nos deja ver otro lado de esta autora que tanto me gusta. También destaca por ser una crítica, o un intento de crítica, de un hecho histórico que tuvo lugar un pasado relativamente cercano a la autora. Haciendo la reseña, además, he encontrado otra novela corta de la autora titulada The grey woman, de la misma colección, que trata sobre una mujer joven que huye junto con su criada del castillo donde vive con su marido abusivo y maltratado ¿es posible que esta historia esconda también una crítica? 

sábado, 22 de julio de 2017

Blacksad 1. Un lugar entre las sombras


Título: Blacksad 01. Un lugar entre las sombras
Autores: Juan Díaz Canales (guion) y Juanjo Guarnido (dibujo)
Páginas: 48 págs. a color
Editorial: Norma Editorial
Formato:  Álbum (23,5x31)

Sinopsis

En los Estados Unidos, tras la Segunda Guerra Mundial y durante el comienzo de la Guerra Fría, conocemos a John Blacksad, un detective privado que investiga el asesinato de su antiguo amor, la cotizada estrella de Hollywood Natalia Wilford.

Sus averiguaciones apuntan a Leon Kronski, el último amante de la actriz, y llevan a Blacksad a plantar cara a los más ricos, y por extensión, más poderosos de la ciudad.

Opinión


En este número, el primero de cinco publicados actualmente (y recopilados también en un tomo integral), los autores nos presentan al protagonista de la serie, John Blacksad, y el mundo que le rodea en una historia de género negro de lo más clásica. Los personajes son animales antropomorfos, lo que nos ayuda a hacernos una idea de sus características mentales desde la primera aparición y, aunque puedan parecer elecciones muy típicas, me parecen de los más acertadas, ¿qué iba a representar mejor que un felino la discreción y astucia que debe tener un detective privado?

En cuanto al guion, es cierto que no destaca por su originalidad, no es nada que no hayamos visto o leído antes, pues el propósito de este tomo es meramente introductorio, pero engancha. Y engancha desde la primera página. El motivo, sospecho, es que va al grano y acompasa con mucha sutileza el desarrollo de la trama con la presentación de los protagonistas. Aunque clásica, por no decir típica, la historia resulta ser especialmente atractiva sobre todo por la manera en la que está contada y magistralmente acompañada por las ilustraciones de Guarnido. El texto, breve y conciso, yendo al grano, sin parrafadas ni explicaciones largas. Las viñetas, sublimes en todos los aspectos, no solo captan la esencia de una historia negra si no que completan y complementan el texto con la ingente cantidad de detalles.

Gráficamente, este cómic es una verdadera obra de arte. Antes de tenerlo en mis manos me habían dicho muchas veces que las ilustraciones de Guarnido eran dignas de estar expuestas en una galería, y no puedo estar más de acuerdo. Los detalles en todas las escenas, especialmente en las urbanas, y las expresiones faciales de los personajes no pueden describirse si no como magistrales.  

Tanto si sois aficionados al cómic como si lo sois a la literatura de género negro, esta serie (que seguiremos reseñando número a número en futuras entradas) os va a encantar. Y este primer tomo es una apertura de boca perfecta. No por nada este cómic es considerado una de las grandes obras de la literatura gráfica nacional y es un best-seller mundial.

domingo, 16 de julio de 2017

Persuasión

Título: Persuasión
Autora: Jane Austen
Editorial: D'época Editorial
Páginas: 440

Sinopsis

Anne Elliot, una soltera de veintisiete años que ha perdido la lozanía de su belleza, vive triste, resignada, y aún enamorada de Frederick Wentworth, un apuesto oficial de la Marina de quien se vio persuadida a separarse ocho años atrás, rompiendo así su compromiso ante la negativa de su padre a dar el consentimiento al matrimonio, y siguiendo el consejo de su amiga y madrina, lady Russell, quien consideraba la elección del joven inadecuada debido a su falta de fortuna y linaje. Ocho años después las circunstancias han cambiado. Frederick Wentworth regresa de las guerras napoleónicas convertido en capitán y con una fortuna considerable amasada gracias a su participación en los botines de guerra. En su reencuentro, se hace patente que el despechado marino no ha perdonado a Anne...


Opinión 

Leí Persuasión por primera vez hace ya bastante tiempo, me atrevería incluso a conjeturar que fue hace algo menos de diez años que un amigo mío puso un ejemplar de la novela en mis manos. Desde entonces la he leído dos veces más, incluyendo ésta, y ha ocupado un lugar especial en mi corazón. No puedo decir que me guste más que Orgullo y prejuicio -sí, lo sé, caigo en el tópico de tener Orgullo y prejuicio como novela favorita de Austen -, pero tampoco puedo decir que me guste menos. A decir verdad, me resulta injusto comparar estas dos novelas, pues me parecen tan distintas que tal comparación carece de sentido. No obstante, en mi reseña no evitaré mencionar otras novelas de Austen para ilustrar tales diferencias.

Desde mi punto de vista, Persuasión es la novela más madura de la autora y no solo porque la escribiera en la última etapa de su vida, cuando la enfermedad ya había hecho acto de presencia, sino también porque su tono parece ser más serio. No encontramos en esta novela ese tono satírico que apreciamos en Orgullo y prejucio o Emma, asimismo, su personaje principal - Anne Elliot - carece de la vitalidad que tienen Liz Bennet, Emma o Marianne Dashwood. La ambientación es, además, algo más oscura y melancólica, hay una sensación de tristeza en gran parte de la novela que se relacióna con el hecho de que esté ambientada en otoño que a su vez es una simbología de la edad de Anne, que se encuentra en lo que se llama el "otoño" de la vida. Esta ambientación se confirma, además, cuando los personajes visitan Lyme, pueblo costero y lleno de turistas durante la estación estival, pues lejos de hacerlo en verano lo hacen en invierno, cuando apenas queda gente en el pueblo y el tiempo es tan desapacible. Noto, además, una falta de personajes cómico-patéticos, sí que los  hay patéticos como Sir Walter Elliot y Elizabeth Elliot -padre y hermana de Anne-, pero les falta ese perfil cómico que tienen otros personajes como el Señor Collins de Orgullo y prejuicio o el Señor Palmer de Sentido y sensibilidad, y son cómicos no porque causen risa, sino porque su actitud es cómica en sí misma, no despiertan antipatía como sí lo hacen Sir Elliot y su hija, sino más bien una sonrisa. Asimismo, la madurez de la novela también se aprecia en los sentimientos que transmite: una cierta lástima por Anne, una culpabilidad por haberse dejado persuadir, angustia de experimentar unos sentimientos no correspondidos y, sobre todo, tensión. Tensión ante el encuentro con el Capitán Wentworth, tensión por la presencia de Lady Rusell, tensión por saber qué pasará con estos dos personajes.

La madurez de la novela tiene su expresión máxima en la protagonista: Anne Elliot. Entre todas las llamadas heroínas de Austen, Anne es la que más introvertida me parece y, sin embargo, es la que más conocemos, pues toda la novela gira en torno a ella y sus sentimientos. En comparación con Liz Bennet y Emma, Anne parece poca cosa, es muy influenciable, hecho que demuestra que rechazara al Captián Wentworth tras ser persuadida por Lady Russell, eso no hubiera sido posible con Liz ¡y mucho menos con Emma! Si tengo que buscar un personaje que se parezca a Anne, esa sería Elinor Dashwood, aunque ésta me parece mucho más resiliente. Anne es un personaje a la que se le niega tener voz, al menos ante sus familiares, no obstante, cuando dispone de ella se expresa con una gran coherencia y criterio. Es una gran observadora y en numerosas ocasiones se hace mención a los gestos y las miradas, en especial, los del Capitán Wentwoth quien deja ver sus sentimientos a través de ellos. Solo Anne parece saber interpretarlos. Es inevitable sentir cierta lástima por Anne, por todo lo que sufre a lo largo de la novela al no creerse correspondida, e incluso "odiada", por el capitán Wentworth, aunque también entran ganas de decirle ¡chiquilla despierta ya!

Acompañan a Anne una serie de personajes que tienen más o menos importancia. Sin duda alguna, el más relevante es el Capitán Wentworth que también se distingue de sus compañeros masculinos austenianos. Wentworth, al contrario que los otros personajes masculinos, se ha hecho a sí mismo, pues su fortuna y su posición social se lo ha ganado él mismo con su trabajo en la marina y su presumible intervención en la guerra con Francia. Ni Darcy, aunque fiel cuidador de la fortuna familiar, ni el señor Knightley pueden presumir de lo mismo. El resto de los personajes de la novela no son más que el reflejo de la gentry que rodeaba a Jane Austen, desde el baronet Sir Elliot hasta los aristócratas rurales compuestos por los señores Musgrove. Destacan en esta ocasión, sin embargo, los personajes integrantes de la marina, el ya mencionado Capitán Wentworth, el capitán Harville o el Almirante Croft, quienes tienen un acto de presencia mayor que en otras novelas de Austen. Da casi la sensación de que la autora quiere reivindicar a los marinos, pues frente a la opinión tam pobre que Sir Elliot o Lady Russell tienen de los miembros de la marina, éstos se presentan en la novela como personas bien educadas, "con las que da gusto socializar", y mucho más cercanas y amablas que aquellos que se dan aire de superioridad. De hecho, cuando Sir Walter conocer a los Crofts, cambia su opinión y parece considerarlos dignos de ocupar Kellynch. Hay espacio también para los antagonistas, aquellos que llevados por su ambición están dispuestos a llevar a cabo cualquier jugarreta; como el Señor Elliot, primo de Anne que intenta seducirla con el fin de asegurarse el título de baronet, o la señora Clay, una viuda de pocos recursos, que intenta casarse con el señor Elliot.

Como viene siendo común en las novelas de Austen, el contexto histórico tiene poco peso -prácticamente nada-, pero dado que en Persuasión hay varios personajes que forman parte de la marina inglesa, se hace mención en dos o tres ocasiones de las guerras con Francia. Pero para ser del todo sincera, el contexto histórico en las novelas de Austen no es del todo necesario, pues la autora presta una mayor atención las relaciones socialeas de la época y ligado a esto me atrevo a hacer mención al femenismo de la autora. Sobre este tema ha corrido ríos de tintas, tanto a favor como en contra, personalmente (e insisto, es mi opinión personal) dudo mucho que Jane Austen fuera feminista, pero como mujer soltera que trataba de ganarse la vida ¡y de escritora ni más ni menos! creo que era muy consciente del papel jugado por la mujer en la sociedad, un papel menor y de poca importancia, y de ahí que de vez en cuando la autora se rebelara. Ya lo hacía en Orgullo y prejuicio cuando Liz Bennet se rie de todos los requisitos que una mujer debía tener para ser considerada medianamente digna de consideración para el matrimonio, y lo hace en un dialogo digno de un aplauso. Y Jane Austen vuelve a hacer algo parecido en Persuasión, en esta ocasión de una forma menos irónica y más directa, en un diálogo en el que Anne y el Capitán Harville discuten sobre el amor en el hombre y la mujer. Para éste, no hay duda de que el hombre es mucho más constante y fuerte en el amor, mientras que Anne considera que la mujer es más sensible y constante; de hecho su opinión se resume en una frase que a mí se me quedó grabada a fuego la primera vez que leí la novela: El único privilegio que reivindico para mi sexo [...] es el de un amor más durarero, aun cuando se haya perdido toda esperanza. Esta frase, además, es la que provoca el desenlace final y marca el destino de Anne.

No puedo terminar esta reseña sin hacer mención de la magnífica edición que D'época editorial hizo de esta novela el año pasado. Y es magnífica no solo por su presentación física, es decir del libro en sí mismo, con pasta dura, sobrecubierta y papel de gran calidad; sino también por su contenido, que incluye una extensa introducción a la novela, una excelente traducción con notas al pie de página para aclarar ciertos detalles de la novela y un apéndice que incluye las memorias de tres sobrinos de Jane Austen que permite un mayor acercamiento a la autora. Al final del mismo, además, se incluyen una serie de imágenes que ilustraron las primeras ediciones de la novela y un DVD que incluye un documental sobre Jane Austen. En definitiva, una verdadera joya.

Así, pues, no puedo más que recomendar la lectura de Persuasión. Quizás si nunca se ha leído nada de la autora, no recomendaría empezar por esta novela, pero sí creo que debe ser la segunda o la tercera novela en leerse porque personalmente es la más madura y, por tanto, diferente. Aún así, debe leerse, porque se puede ver otro lado de la autora, con unos personajes que llegan al corazón y una historia que emociona.

Esta reseña forma parte del homenaje a Jane Austen que están llevando las chicas del blog Las inquilinas de Netherfield. 

Homenaje a Jane Austen


Adaptación

Persuasión tiene varias adaptaciones cinematográficas, sin embargo la que yo conozco es la que emitió el canal británico ITV en 2007. Está dirigida por Adrian Shergold y protagonizada por  Sally Hawkins y  Rupert Penry-Jones como Anne Elliot y Capitán Wentworht respectivamente. La verdad es que a mí me gustaba mucho, pero volví a verla hace poco tras haber leído la novela y me he dado cuenta que tenía una opinión demasiado sobrevalorada. Decir que es una adaptación sería exagerar demasiado y yo no soy muy puritana, pueba de ello que me gusta mucho la adaptación de Orgullo y prejuicio de Joe Wright, pero es que en esta ocasión han cogido la esencia de la novela y luego han hecho lo que le han dado la gana. Hay escenas demasiado resumidas, diálogos que se mezclan (De hecho el diálogo que hago mención más arriba que tiene lugar entre Harville y Anne Elliot, en la película tiene lugar entre Anne y Benwick) y la escena final queda ensombrecida con la carrera que se pega Anne por todo Bath. En fin, creo que es necesario una nueva adaptación, más fiel y mejor dirigida. En cualquier caso, aquí os dejo el tráiler:



martes, 11 de julio de 2017

La decisión de Sophie


Título: La decisión de Sophie
Autor: William Styron
Editorial: Ciudad de libros
Páginas: 695

Sinopsis
Sophie es una muchacha polaca, dulce y de pálida hermosura que vive en una casa de huéspedes del Brooklyn de los años cuarenta junto a Nathan, un joven judío obsesionado por el pasado, y Stingo, el tercero en discordia, un joven procedente del Sur que llega convencido de que será un escritor de éxito. Tres personalidades que se relacionarán íntimamente en un ambiente en apariencia alegre y desenfadado, después de la guerra que ha azotado el mundo durante seis años.

Opinión

Suele ser el del holocausto un tema generalmente muy recurrente de novelas y películas. Cada año, al pasarme por los blogs de literatura, siempre veo que se publican un par de novelillas que tratan sobre el sufrimiento de los judíos, y los no judíos, en aquellos horribles campos de concentración, ya sea como argumento principal o como telón de fondo. Y es que el holocausto sigue siendo un tema que despierta un gran interés en el gran público, lo cual no está mal del todo ya que conocer estos hechos puede evitar que se repitan en el futuro. Sin embargo, hay pocas novelas (al menos yo no recuerdo muchas) que traten sobre el qué pasó con aquellos supervivientes una vez dejaron atrás los campos y tuvieron que seguir con sus vidas, cómo lidiaron con las consecuencias físicas y psicológicas de haber estado en un lugar que era lo más parecido al infierno en la tierra donde la muerte se veía, se olía, se tocaba... y de eso precisamente va la novela que reseño hoy.

"Auschwitz aún acechaba en mi alma como en la de ella ¿No habría fin para aquella tortura? ¿Nunca?"

La decisión de Sophie nos presenta a Stingo, un joven que aspira a ser escritor pero que, tras ser despedido en la editorial en la que trabajaba, se ve obligado a mudarse de su apartamento en Manhattan a una habitación en Brooklyn. En ese "palacio rosado", tal y como Stingo llama a la casa donde alquila la habitación, conoce a una extraña pareja: Nathan y Sophie. Y es esta última la que se va a convertir  en la gran protagonista de la novela, dejando a Stingo el papel de narrador. Así pues, Sophie capta la atención tanto de Stingo como del lector desde prácticamente el principio. Y es que narrador y lector se convierten la misma persona, pues William Styron tiene una forma de contarnos la historia de Sophie desde la perspectiva del narrador, por lo que junto a él descubrimos el trágico pasado de esta muchacha polaca cuyo carácter y físico enamora al narrador desde el principio.  

Es digno de alabar aquí la pluma de Styron, pues la historia de Sophie no se distingue de las muchas historias que hayamos podido leer o ver de los judíos, polacos, gitanos, etc. que perecieron y/o sufrieron en los campos de concentración, así que es la forma en la que el autor nos lo cuenta lo que atrapa al lector desde el principio. Y es que este va dosificando la información, así, por tanto, si desde un principio sabemos que Sophie había estado en un campo de concentración, el autor deja entrever que hay mucho más en ese pasado que lo que se nos cuenta y así, a medida que Stingo establece una relación más cercana con nuestra protagonista, más vamos sabiendo de su terrible paso por Auschwitz hasta comprender en su totalidad el significado del título de la novela. Esta dosificación de la novela, además, dignifica la historia de Sophie y convierte su relato en una novela de 500 páginas y no de 30. Asimismo, esta dosificación tiene que ver también con los propios sentimientos de Sophie, quien se va abriendo y revelando su verdad a medida que más confianza va cogiendo con nuestro narrador. 

La novela es, además, un camino hacia la redención. Como mencionaba anteriormente, Sophie va revelando su verdad a medida que va conociendo a Stingo... Y el autor va intuyendo en él ese sentimiento de culpa de nuestra protagonista... su comportamiento, su tortuosa relación con Nathan, sin duda tiene algún vínculo con lo que ha vivido, sin embargo, las revelaciones que Sophie va haciendo poco a poco demuestra que esta lleva en sus hombros una maleta de culpabilidad que el lector no entiende hasta el final porque ¿cómo se puede culpar a una persona de haber hecho cosas poco honrosas en un lugar como Auschwitz? sin embargo, la culpa está ahí y la culpa es lo que atormenta a Sophie: Y el hecho de que no pueda deshacerme nunca de esta culpa es lo peor que me dejaron los alemanes. Y quiero insistir en este tema, porque creo que la culpa es el gran protagonista de esta novela junto con la verdad,  y lo que le da título; asimismo creo que la culpa fue un sentimiento muy compartido por todos los que sobrevivieron a este horror. De hecho, mientras leía la novela, sobre todo cuando Sophie decía que había sido "mala" y contaba algunas cosas que había tenído que hacer para sobrevivir, no pude evitar acordarme de un documental que vi en la BBC, en relación al 70 aniversario de su liberación, en el que un superviviente decía que en aquel lugar lo moral y lo ético desaparecían y que la solidariodad era escasa, pues lo que importaba era sobrevivir pese a todo y a todos y eso mismo nos lo cuenta Sophie: En los campos de concentración la gente se comportaba de maneras muy diferentes: unos con cobardía y egoísmo, otros con valentía y altruismo; la conducta no era en absoluto uniforme. Era tan terrible Auschwitz... Sí, Stingo, increíblemente terrible: nunca podías decir si una persona haría cierta cosa de manera noble y honrada como hubiera podido esperarse en el mundo exterior. Y pese a que la sociedad entiende ese instinto de supervivencia, Sophie insiste en la culpa: Hay una cosa que sigue siendo un misterio para mí: el motivo de que me sienta tan culpable por mo conducta allí, aun sabiendo lo que acabo de decirte y que los nazis me convirtieron en un animal enfermo como a todos los demas. Y también me siento culpable de seguir con vida. Es una culpa de la que no puedo librarme, de la que no creo poder librarme jamás... Sin duda, la culpa fue el precio que muchos supervivientes debieron pagar tras ser liberados del infierno. La culpa que siente Sophie, sin embargo, no se entiende hasta el final de la novela. 

No quiero dejar de mencionar el personaje de Nathan. Pese a que pasa a ocupar un segundo plano frente al relato de Sophie, no deja por ello de ser interesante. Su actitud bipolar, eso de ser un caballero encantador en un momento y una verdadera bestia en otros, capta el interés del lector que no deja de sentir que hay mucho más en el personaje que lo que en un principio se cuenta. Nathan es un judío que siente amor y odio por Sophie a partes iguales, por lo que la trata como una verdadera reina en esos momentos en los que es un verdadero caballero o la insulta cuando se convierte en bestia. La personalidad de Nathan atrapa igualmente a Stingo, que lo admira y lo odia por igual, pues para él, Nathan se convierte en un amigo, en un confidente, en casi una persona a quien admirar. Nathan, por tanto, es otro gran misterio de la narración, junto con la decisión de Sophie. 

La novela, sin embargo, tiene su punto negativo y está en el propio narrador. Confiesto que Stingo es un personaje que no me ha gustado absolutamente nada, sobre todo cuando se muestra totalmente obsesionado con el sexo. Entiendo que es un joven escritor que crece en una sociedad profundamente reprimida y que de repente conoce a una pareja que vive el sexo libremente, pero esas escenas en las que narra su fallidas aventuras amorosas y sus constantes menciones al sexo me parecieron que sobraban totalmente en una novela que trata un tema tan interesante como el de la culpabilidad de haber sobrevivido un campo de concentración. No les veo el sentido y las eliminaba completamente.

A modo de conclusión, La decisión de Sophie ha sido una novela que me ha gustado muchísimo pese a que al principio me pareció algo lenta, sin embargo una vez entra en el tema de Sophie se vuelve totamente adictiva y yo apenas pude separarme de sus páginas. Trata un tema, como el de la culpabilidad y el trauma psicológico tras un hecho dramático, que me parece interesante y que el autor lo explora de una forma genial, dosificando la información y revelando poco a poco el pasado,para así atrapar al lector. Sin duda alguna, es una lectura que recomiendo porque no decepciona en absoluto.

Adaptación

La novela de Styron fue adaptada al cine en 1982 con Merly Streep como protagonista, haciendo el papel de Sophie. Desconozco si la adaptación es fiel o no a la novela, pues no he tenido la oportunidad de verla. Pero aquí os dejo el trailer por si os interesa. 





domingo, 9 de julio de 2017

El mundo de Sofía

Título: El mundo de Sofía.
Autor: Jostein Gaarder.
Editorial: Siruela.
Páginas: 656.

Sinopsis
Esta extraordinaria obra de divulgación que se ha convertido ya en una obra de culto aporta una coherente visión de conjunto sobre aquellos aspectos imprescindibles para comprender la historia de la filosofía occidental.El mundo de Sofía tiene el mérito de haber conjugado, acertadamente, rigor y amenidad en una narración donde una joven irá conociendo su propia identidad mientras descubre la capacidad humana de hacer preguntas.

Opinión
Este es uno de esos libros que deberían ser lectura obligada en los colegios antes de que eliminen la Filosofía de las aulas. Gaarder explica a través de los ojos de una niña (Sofía) la historia de la filosofía y lo hace de forma magistral. En las 656 páginas del libro, crea un cuento asombroso en el que vas recorriendo la historia del pensamiento casi sin darte cuenta. Y, lo mejor de todo: aprendes y te entretienes.

Eso, al menos, es lo que me ocurrió a mi en su momento y, por eso, ahora lo he vuelto a leer. Han pasado casi 20 años desde que lo leí por primera vez, pero el libro no solo no ha perdido su encanto, sino que he vuelto a descubrir cosas que en su momento pasé por alto.

Sé que no es la típica lectura, y que de inicio puede asustar a muchos, pero estoy seguro de que si le dais una oportunidad, no os vais a arrepentir. Tiene un lenguaje sencillo y claro que, como ya he dicho, lo convierte en una fábula. Un cuento que se lee con facilidad y sin grandes parones. Desde luego, para mi, es uno de mis libros de cabecera. 

jueves, 29 de junio de 2017

Cien años de soledad


cien años de soledad-gabriel garcia marquez-9788497592208

Título: Cien años de soledad.
Autor: Gabriel García Márquez.
Editorial: Debolsillo.
Páginas: 496.

Sinopsis

«Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.» Con estas palabras empieza una novela legendaria, una de las aventuras literarias más fascinantes del siglo XX. La familia Buendía-Iguarán, con sus milagros, fantasías, obsesiones, tragedias, incestos, adulterios, rebeldías, descubrimientos y condenas, representa al mismo tiempo el mito y la historia, la tragedia y el amor del mundo entero.

Opinión


Siempre que me enfrento a la lectura de una novela catalogada como un clásico de la literatura universal, como es la que os traigo hoy, siento una especie de responsabilidad u obligación, en el sentido de que me tiene que gustar sí o sí, porque sino ¿Qué clase de lectora soy? Y es que hay cierto esnobismo en esto de la literatura y parece que si no te gusta cierto tipo de autores o géneros no eres nadie, o si prefieres la literatura juvenil o romántica eres de un escalafón menor en esto de la sociedad literaria. Y hay esnobismo y se nota cuando "El país" publica un artículo en el que ¡horror! una youtuber vende más libros que Vargas Llosa (por mencionar un ejemplo) en la Feria del Libro de Madrid... bueno, siempre he sido de la opinión que en este tema de los jóvenes la principal meta era lograr que leyeran (¡y vaya meta!) ya fuera Crepúsculo, Los juegos del hambre, o "La hija del fontanero se enamora de un príncipe"... lo fundamental era (y es) que los jóvenes abrieran un libro, que ya luego ellos se irían forjando su camino lector. Pero bueno, quizás peco de ingenua. En cualquier caso, el esnobismo está ahí y el esnobismo exige que te guste cierto tipo de literatura.

¿A qué viene toda esta parrafada? Pues quizás me esté justificando, porque por mucho empeño puse, a mí Cien años de soledad me pareció tremendamente soporífera de principio a fin. Aunque tuvo sus momentos. Creo que lo que más me ha gustado de la novela en sí es la representación del realismo mágico, es decir, la idea de ver diferentes generaciones de una familia cuando menos estrambótica en un contexto de contidianedad. Y solo por eso merece la pena leerla seguro, porque si eres un lector o lectora que disfrutas con Isabel Allende, Laura Esquivel o, por ejemplo, Cristina López Barrios debes leer a Márquez sí o sí, para entender qué es todo eso del realismo mágico. Y dentro de este concepto de realismo mágico, el personaje con el que más he disfrutando es Úrsula, por ser ella un personaje casi inmortal, el pilar de una familia que tiene sus altos y sus bajos. Sin Úrsula Cien años de soledad no podría existir.

Junto a la exposición de lo que es el realismo mágico, he disfrutado enormemente con la idea de no saber en qué contexto o en qué punto de la historia se desarrolla la novela. Macondo no existe, obviamente, queda en la imaginación del lector el situarlo aquí o allí. Yo, sin duda, lo ubico en algún punto de Colombia. De la misma manera que queda a la imaginación del lector el contexto histórico, que por lo que se va contando uno puede intuir o imaginar que se mueve en el siglo XIX, por eso de las guerras en las que se ve envuelto el coronel Buendía. Pero el autor no nos dice nada explícitamente, y es el lector quien debe imaginarlo, aunque lo cierto es que uno se acaba preguntando ¿Es necesario saberlo? Pues no, porque ni saber dónde está Macondo, ni el contexto importa mucho, porque lo que importa son las peripecias de la familia Buendía, cuyos integrantes vamos conociendo poco a poco. De hecho el autor da su momento de gloria a cada uno de ellos. Para mí, sin duda alguna, la más fascinante es la del coronel y la que más pegada me tuvo a la lectura. El resto, como he dicho, algo soporífera.

No me avergüenzo en admitir que el hecho de que me haya parecido soporífera se debe quizás a dos motivos: el primero, a que no he logrado entender del todo el propósito de la novela. Quizás aquí mi lado pragmático me juega una mala pasada porque ¿Por qué tendría que tener una novela un propósito y más cuando se encuadra en eso del realismo mágico? El segundo, porque por motivos profesionales no he podido centrarme adecuadamente en la lectura del libro y me da la sensación de que esta es una de esas novelas que no se pueden leer a la ligera y yo no lo he hecho con mis cinco sentidos. Prácticamente desde el principio ya me sentí abrumada con tantos Aurelianos y José Arcadios que ya no sabía ni a quien se refería, luego hubo historias que se me hicieron totalmente insufribles y, por último, no logré entender el final. Sí que creo que fue un final redondo, por eso de que cierra un círculo, pero no logré interpretarlo bien. 

En cualquier caso, a pesar de esta opinión tan negativa, creo que le voy a dar otra oportunidad a Márquez porque autores como él se lo merecen. Espero poder disfrutar un poquito más en la próxima lectura que muy probablemente sea "El amor en tiempos del cólera". 

martes, 27 de junio de 2017

La mecánica del corazón

Título: La mecánica del corazón
Autor: Mathias Malzieu
Páginas: 176 págs.
Editorial: Random House

Sinopsis

En la noche más fría del siglo XIX, nace en Edimburgo Jack, el frágil hijo de una prostituta. El bebé nace con un corazón débil y para salvarlo le colocan un reloj de madera al que habrá de dar cuerda toda su vida. La prótesis funciona y Jack sobrevive, pero debe respetar una regla: evitar todo tipo de emoción que pueda alterar su corazón. Nada de enfados y, sobre todo, nada de enamorarse. Pero Jack conoce a una pequeña cantante de ojos grandes, Miss Acacia, una joven andaluza que pondrá a prueba el corazón de nuestro tierno héroe. Por el amor que siente hacia la joven, Jack se lanzará a una aventura quijotesca que le llevará desde Edimburgo a París, a las calles de Granada, haciéndole conocer las dulzuras y durezas del amor.

Opinión

Mathias Malzieu nos brinda la oportunidad de conocer la historia del pequeño Jack: un niño que nació el día más frío de la historia, en 1874, en lo alto de una montaña de Edimburgo, y a manos de una extraña mujer la mar de apañada que se hace cargo de él. Tan apañada fue que le instaló un reloj de cuco en el mismísimo corazón -por eso de que nació con el corazón helado, del frío que hacía por aquel entonces- a la voz de "cuidí, no te vayas a enamorar, que tu corazón no podría con tanto sufrimiento".

    Evidentemente, el pequeño -y muy elocuente- Jack se enamora, describiéndonos con magnífica soltura y un estilo bastante buenecito (aunque nada propio de un crío de unos diez años) las sensaciones que despiertan el él ese primer y gran amor, Acacia, y el consecuente dolor del corazón de cuco, que está atacaíto porque no cabe en sí de gozo y de deleite. Y evidentemente, como le advertía la madre postiza, en el amor no todo es jijí, jajá, y sufre potentemente. 

    Curioso es el hecho de que es el protagonista el que nos cuenta su historia en primera persona y tiempo presente, lo cual no es nada revolucionario y menos a día de hoy, donde abundan las novelas de este estilo como Los Juegos del Hambre, Las sombras de Grey o las novelas de la Roca. Lo interesante está en las primeras hojas, en el que el pequeño Jack describe su nacimiento, incluso desde antes del mismo y, además, así de bien:

     Las pequeñas callejuelas de Edimburgo se metamorfosean. Las fuentes se transforman en jarrones helados que sujetan ramilletes de hielo. El viejo río se ha disfrazado de lago de azúcar glaseado y se extiende hasta el mar. Las olas resuenan como cristales rotos. La escarcha cae cubriendo de lentejuelas a los gatos. Los árboles parecen grandes hadas que visten camisón blanco, estiran sus ramas, bostezan a la luna y observan cómo derrapan los coches de caballos sobre los adoquines. El frío es tan intenso que los pájaros se congelan en pleno vuelo antes de caer estrellados contra el suelo. El sonido que emiten al fallecer es dulce, a pesar de ser el sonido de la muerte. Es el día más frío de la historia. Y hoy es el día de mi nacimiento.

    La originalidad de la historia, las descripciones y la trama -así como el inesperado y doloroso desenlace- son un punto a favor de esta breve novela que nada tiene que ver con la segunda de este mismo autor, en la que aparecen estos personajes y se toma, por tal cosa, como su segunda parte: La alargada sombra del amor, que deja muchísimo que desear por lo pesado e insustancial de la historia. 

sábado, 24 de junio de 2017

El mundo de ayer

Título: El mundo de ayer. Memorias de un europeo.
Autor: Stefan Zweig.
Editorial: Acantilado.
Páginas: 546

Sinopsis

'El mundo de ayer' es uno de los más conmovedores y atractivos testimonios de nuestro pasado reciente, escrito además con mano maestra por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. Escritor extraordinariamente popular y testigo de excepción de los cambios que convulsionaron la Europa del siglo XX entre las dos guerras mundiales, Zweig recuerda, desposeído y en tierra extraña—en unas circunstancias personales de insospechado dramatismo—, los momentos fundamentales de su vida, paralela en mucho a la desmembración de aquella Europa central que se quería más libre y segura, al abrigo de la locura y la tormenta. El resultado es un libro capital, uno de los mejores de Zweig y referencia inexcusable para entender los desvaríos de un siglo devastador.

Opinión
Pero toda sombra es, al fin y al cabo, hija de la luz y sólo quien ha conocido la claridad y las tinieblas, la guerra y la paz, el ascenso y la caída, sólo éste ha vivido de verdad, así termina una obra a la que considero desde ya, y sin ninguna duda, una de mis mejores lecturas del año (por no decir la mejor). Zweig llevaba ya tiempo siendo uno de mis muchos autores pendientes (poco a poco voy tachando nombres de esa lista), pese a que ya había leído de él su biografía de María Antonieta y su novela Carta de una desconocida. Y consideraba que era uno de mis pendientes, pese a que ya me había estrenado con él, porque sentía (y aún siento) que no había explorado con la suficiente profundidad su bibliografía, la cual incluye biografías, novelas, ensayos, etc. Zweig fue un digno representante de su época y estas memorias son una prueba de ello.

No obstante, sería injusto con la obra y su autor el considerar El mundo de ayer como una mera obra biográfica o unas memorias sin más, básicamente porque no es, en mi opinión, ni una cosa ni la otra sino que es una mezcla de ambas. Tampoco creo que el centro mismo de la obra sea el autor, es decir, no es una autobiografía, sino más bien un retrato del espíritu europeo del primeros del siglo XX y de ahí que el subtítulo sea de lo más apropiado: Memorias de un europeo. Y es que Zweig habla de él como europeo y de una sociedad en Europa que nos puede parecer lejana, pero de la que en realidad apenas nos distancia 60 años y cuyo legado aún nos acompaña. Se trata de una sociedad europea que en 50 años experimentó unos cambios inimaginables tanto en lo político, lo social, lo económico, lo moral, lo cultural y, por qué no decirlo, lo emocional. Y Zweig, como austríaco, fue testigo de todo ello y en este libro se respira todo ello, pues el autor nos habla, en calidad de testigo, de todos esos cambios por los que pasó Europa y lo hace en un tono nostáligo, también preocupado (sobre todo por el futuro y las consecuencia de los cambios), un tono triste pero, sobre todo, pesimista. Y es el que el pesimismo del autor inunda sus páginas, lo cual no debe sorprender si tenemos en cuenta que fue ese pesimismo lo que le llevó a su destino final.

Leyendo este libro no he dejado de pensar en esa magnífica obra cinematográfica que es "Medianoche en París" de Woody Allen. Hay una parte en esa película en la que el protagonista es acusado de mirar demasiado al pasado, de sufrir ese "complejo de la Edad de oro" que esa sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Zweig parece sufrir ese complejo en su obra y se nota cuando en los primeros capítulos habla de su juventud en Viena. Esa maravillosa ciudad austríaca que a finales del siglo XIX rebosaba de cultura y de una sensación de seguridad y confianza en el progreso que desaparecieron tras el estallido de la Primera Guerra Mundial.

La prosa de Zweig es sencilla pero envolvente, sus memorias atrapan al lector desde las primeras páginas hasta la última y el lector tiene la sensación de estar viendo a través de sus ojos un documental en blanco y negro cuya voz en off nos va contado todos esos cambios experimentados en Europa. Y es esto lo que hace de este libro no solo una verdadera joya literaria, sino también una imprescindible fuente histórica. Una fuente histórica cercana en la que he disfrutado con los momentos en los que su autor nos narra sus encuentros con las grandes personalidades culturales de la época, a quienes humaniza de una manera en las que pocos podrían, así nos habla de Thomas Mann, Richard Strauss, Rodin o Sigmun Freud. Dioses del olimpo intelectual que ya ha desaparecido. Zweig hace, casi sin proponérselo, un alegato de la cultura por la que profesa un amor incondicional.

Zweig me parece un autor al que hay que leer sí o sí y por muchas razones, pero sobre todo porque antes de autor fue lector y, como lector, fue un apasionado de todo aquello que hoy se denigra o se reduce a un segundo plano: la cultura. Y porque fue, sobre todo, europeo en el sentido de que veía a Europa como una gran comunidad en la que todos los ciudadanos tenían cabida y todos aportaban algo. Lo dicho: imprescindible.

Adaptación

Recientemente se estrenó en España una película centrada en los últimos años de vida de Zweig, cuando se encontraba en el exilio en Brasil. Zweig era judío por lo que tras la subida al poder de Hitler y la promulgación de las leyes anti judías, Zweig se vio obligado a huir primero a Londres y luego a Surámerica para acabar en Brasil donde se suicidó. La película recoge esta última etapa de su vida y está dirigida por Maria Schrader y protagonizada por Josef Hader. Aquí os dejo el tráiler por si queréis echarle un vistazo.



viernes, 23 de junio de 2017

Homenaje a Jane Austen


Quizás algunos/as ya sabréis que en julio celebramos el bicentenario de la muerte de una de las escritoras inglesas más famosas: Jane Austen, quien murió el 18 de julio de 1817 en Winchester. Yo ya tenía planeado mi homenaje personal, que era el de visitar su casa en Chawton, donde escribió y retocó todas sus novelas. Sin embargo, haciendo una escaneo de los blogs literarios que sigo me he encontrado con una iniciativa que me parece increiblemente maravillosa, primero porque da a conocer a esta grandísima autora y, segundo, porque fomenta tanto su lectura como la visualización de todas las series y películas que se han hecho de sus novelas, que no son pocas... 

Como ya he dicho, este homenaje ha sido organizado por las chicas de Las Inquilinas de Netherfield, un blog literario maravilloso e imprecidible para los que disfrutamos de la literatura clásica. Y participar es muy sencillo, pues solo hay que leer y reseñar al menos una novela de Jane Austen ¿Quién no tiene hueco este mes de julio para leer a Jane? Pues eso... A cambio podréis ganar un maravillo libro de Jane Austen sorteado por las chicas del blog, quienes han hecho un gran esfuerzo para que estos libros sean los mejores. En cualquier caso, el premio para mí no es lo más importante, sino homenajear a esta autora que tan buenos momentos me ha dado con sus novelas.

Para más información os dejo el link del homenaje y os dejo en vuestras manos si queréis participar o no (yo no tendría dudas): https://inquilinasnetherfield.blogspot.co.uk/2017/06/en-julio-mes-homenaje-jane-austen-en-netherfield.html

RESEÑAS

Persuasión: http://www.acabodeleer.com/2017/07/persuasion.html
Sense and sensibility: http://www.acabodeleer.com/2017/07/sense-and-sensibility.html
Pride and Prejudice: http://www.acabodeleer.com/2017/08/pride-and-prejudice.html

martes, 20 de junio de 2017

La gramática del amor

Título: La gramática del amor
Autor: Rocío Carmona
Páginas: 296 págs.
Editorial: La Galera

Sinopsis

Tras el divorcio de sus padres, Irene es enviada a un internado del sur de Inglaterra al borde de un acantilado. Allí vivirá con gran dolor su primer desengaño amoroso, a la vez que ganará un inesperado mentor: Peter Hugues, el profesor más estricto de la escuela, se ofrece a enseñarle la «gramática del amor» a través de siete grandes novelas del género, desde Goethe y Jane Austen hasta García Márquez y Murakami. Irene se irá enamorando poco a poco de su profesor, mientras otro pretendiente misterioso aspira secretamente a su corazón.

Opinión

   Tenemos ante nosotros una obra tan simple como su propio nombre indica y, a la vez, sorprendentemente entretenida, amena y altamente disfrutable
    Cuenta la historia de Irene, una adolescente que se va a estudiar al extranjero por motivos personales, y la pobre chiquilla sufre un terrible y catastrófico desengaño amoroso, lo que lleva al profesor de gramática, un señor muy bien puesto y muy estupendo, a asignarle una nueva actividad extraescolar: la gramática del amor.
    Pero este señor era más de literatura que de lingüística y todavía no lo sabe, así que, gracias a sus indicaciones, paseamos por una serie de novelas (al estilo de "Las ventajas de ser un marginado") y sus correspondientes moralejas.
    La lista, si breve, contiene reconocidísimos autores, como Charlotte Brontë o Gabriel García Márquez.
    Aunque es altamente predecible en algunos momentos, la narración no deja de sorprendernos y en las casi trescientas páginas que tiene no nos da tiempo a aburrirnos, lo que hace que sea muy fácil y amena su lectura.
    El estilo no es ninguna maravilla, pero no nos equivoquemos: le da mil vueltas a las formas de las sombras, por ejemplo.
    He de decir que la novela tiene una serie de elementos que parecían guiños a mi persona, lo que hace que me haya gustado a mí, personalmente, porque me han sacado más de una sonrisa. Hablo de detalles como empezar las lecturas con Murakami, a quien había leído hace bien poquito; o que el grupo favorito de la amiga sea Muse, que ya es un cachondeíto personal más que otra cosa; además de, por supuesto, que se tratan temas literaturescos, que siempre atraerán a mi espíritu filológico. 
    Resumiendo: no es la obra de mi vida, pero es una lectura que acogí de muy buena gana y que he disfrutado de principio a fin.

Aquí la lista de libros que se tratan en La gramática del amor, por si alguno quiere aventurarse:
· Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami
· Orgullo y prejuicio, de Jane Austen 
· Carta de una desconocida, de Stefan Zweig
· Ana Karenina, de Leon Tolstoi
· El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez
· Las penas del joven Werther, de J. W. Goethe