jueves, 12 de enero de 2017

La encrucijada de las Libélulas

Título: La encrucijada de las Libélulas
Autor: J.L.Scott.
Editorial: Sin publicar.
Páginas: -

Sinopsis

En el siglo siglo XVIII los muchachos que concluían sus estudios en la Universidad llevaban a cabo un viaje cultural e iniciático, conocido como el Grand Tour. El joven Aubrey, sin embargo,  deseaba emprender una aventura diferente. Quería descubrir Europa a su forma y perseguir las experiencias que a él de verdad le entusiasmaban: cambiar las tertulias con intelectuales por los bosques antiguos, las ciudades de lujosos edificios por aldeas llenas de misterios, o conocer personajes de cuento y criaturas de leyenda en vez de pensadores ilustrados y artistas famosos. Y para ello, nada mejor que iniciar el periplo llevando a cabo una fantasiosa misión, la búsqueda de las libélulas de lapislázuli, unas joyas mágicas que supuestamente guardaban una curiosa leyenda tan maravillosa como absurda.   Lo que no sabía nuestro intrépido e incauto viajero era que no solo se iba a tener que enfrentar a todos los que opinaban que su viaje era una estupidez, sino que además un sin fin de peligros y aventuras le esperaban en el camino.


Opinión

Siempre he sentido una profunda admiración por toda aquella persona capaz de sentarse delante de un ordernador y escribir una historia de cero, quizás porque a mí siempre me ha resultado más fácil escribir Historia, que se apoya en una serie de fuentes y es mucho más fácil de estructurar. No surge de tu imaginación, sino de tu trabajo investigador. Y lo cierto es que, cuando uno empieza a escribir una historia no importa si no es perfecta, el ejercitar la imaginación (o simplemente el tenerla) ya es todo un logro. Por eso, cuando mi compañero de profesión J.L.Scott me pidió que leyera su primera novela no pude negarme. Yo ya había leído cosas suyas en su blog y sabía que escribía bien y, además, conocía su pasión por la historia. Una combinación que prometía mucho.

La encrucijada de las libélulas es una novela de ficción histórica que tiene como protagonista una ciudad: Santiago de Compostela, en un contexto histórico verdaderamente apasionante, en el que la ciencia de la Ilustración convivía con las creencias populares y suspersticiosas. Y este es, sin duda alguna, el punto fuerte de la novela, pues se aprecia la capacidad de su autor para trasladarnos a ese contexto y con ello puede intuirse la enorme labor de documentación que hay detrás. J.L.Scott no ha querido que el lector se pierda detalles de ese Santiago dieciochesco y, sin duda alguna, lo logra con unas descripciones minuciosas y para nada pesadas, en la que nos permite conocer todo tipo de elementos culturales e históricos que muy probablemente pocos lectores conozcan. Confieso que yo me he visto inmersa en una serie de datos y hechos que desconocía, a la vez que me entretenía con una serie de desventuras en las que el protagonista se ve inmerso. 

Otro punto fuerte son los personajes. Creo que J.L.Scott ha sabido dar vida a unos personajes memorables y no puedo más que admirarlo por ello, pues no creo que sea nada fácil. He de admitir que he sentido una inclinación especial hacia Bieto, hasta el punto de que en ocasiones he deseado que él fuera el protagonista. Es un personajes con sus luces y sus sombras, de esos que son muy humanos por la gama de grises que tiene y porque demuestra que en ocasiones la vida se impone y nos fuerza a asumir una serie de roles que no nos define pero que nos vemos forzados a ejercer. No obstante, pese a que este es un punto fuerte, debo poner una pega y es que, en mi opinión, hay un exceso de personajes que resultan del todo irrelevantes, de la misma manera que, en ocasiones, falta constancia entre los mismos lo que da lugar a una serie de contradicciones.

Ahora viene lo negativo. ¿Qué es lo que falla? Pues falla algo que yo considero que es muy común entre los autores noveles: falta una línea argumental sólida, eso que da unidad a toda la historia, una razón de ser. La novela comienza presentando a su protagonista, que explica que va a empezar su Gran Tour en Santago de Compostela por alguna razón que no logra comprender, pero que le lleva ahí. Parece que unas piedras en forma de libélula tienen algo que ver, y el lector puede sentir el misterio, se siente cautivado. No obstante, ese misterio, esas libélulas empiezan a desaparecer. A medida que va desarrollándose la historia cada vez tiene menos presencia y esa línea argumental aparece y desaparece para volver aparecer al final, solucionando en parte ese defecto. He de admitir que durante gran parte de la novela pensé que era una mera sucesión de aventuras sin conexión alguna y mi ritmo iba resentiéndose. Quizás el autor ha pecado de exceso y, en ocasiones, cantidad no significa calidad. En mi opinión, una historia más corta pero con una línea argumental más sólida hubiera sido lo más conveniente y esta novela tiene la posibilidad de eso con un poco de trabajo.

A nivel general, La encrucijada de las libélulas me ha parecido una propuesta de ficción histórica muy ambiciosa, que peca de exceso pero que entretiene de principio a fin. Una novela que nos enseña una Santiago de Compostela muy diferente, en un contexto en el que la Ilustración y las viejas supersticiones aún conviven. Un prometedor primer trabajo en el que se aprecia el perfil historiador de su autor, que no es perfecto pero en el que se intuye su potencial. No puedo más que terminar animando a su autor a que continue creando historias.

2 comentarios:

  1. Wow que interesante :') a pesar de no ser muy fanático de ese género me alegro que te haya gustado tanto :3.
    Por cierto soy nuevo seguidor del blog sería genial que me pudieran seguir también para ayudarnos entre bloggeros ^^ https://laslecturasdemagnusbane.blogspot.mx nos leemos en futuras entradas :3

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión siempre es de alabar la capacidad para escribir desde cero como dices, y por supuesto la práctica hace al maestro así que todo es ponerse y pulir. Por lo que cuentas la novela puede estar muy muy bien, a mí por ejemplo me gustaría leerla, me gusta todo lo que contiene, y me recuerda un poquito no sé por qué, a "Stardust"

    ¡Un abrazo y gracias por la entrada! Ánimos al autor :D

    ResponderEliminar