viernes, 2 de junio de 2017

Como fuego en el hielo

Título: Como fuego en el hielo
Autora: Luz Gabás
Editorial: Planeta
Páginas: 670

Sinopsis


El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo xix, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras.

Opinión

Desde que leí Palmeras en la nieve, Luz Gabás se convirtió para mí en una autora de gran interés, de esas a las que seguir muy de cerca. Tal convición se vio confirmada cuando leí su segunda novela: Regreso a tu piel, que me tuvo atrapada de principio a fin. Ambas novelas se caracterizaban por tener un argumento muy bien construido, con historias profundamente emotivas y personajes difíciles de olvidar. De ahí que estuviera deseando que saliera su nueva novela y que nada más adiquirirla me hundiera en sus páginas, dándole prioridad por encima de otros libros que llevaban tiempo en mi lista de pendientes. Desafortunadamente, he salido algo decepcionada..

En Como fuego en el hielo, Luz Gabás vuelve a contarnos una historia de amor, como ya lo hiciera en sus otras dos novelas, ambientada en un contexto histórico de lo más interesante: mediados del siglo XIX, con las guerras carlistas como telón de fondo. Sus protagonistas son Attua, un muchacho del norte de España que buscar tener un futuro brillante como su tío, y Cristela cuyo sueño es salir del pueblo en el que había sido criada por una familia adoptiva que poco la apreciaba. Una pareja de jóvenes enamorados a quienes el destino va a jugarles una mala pasada. Pese a que Luz parece repetir la misma fórmula que en sus anteriores novela, esto es, el de narrar una historia de amor en un contexto histórico apasionante, lo cierto es que en esta ocasión el resultado no ha sido tan positivo como en sus anteriores trabajos, pues algo ha debido de fallar para que al final el lector se quede con esa sensación de instatisfacción.

Creo que uno de los problemas principales de esta novela es que el romance es demasiado evidente y, prácticamente desde el principio el argumento se hace del todo predecible lo que inevitablemente le resta emoción al resto de la narración. Y sí, es cierto que por norma general estas historias son muy predecibles, pero con las otras dos novelas Luz había sido capaz de generar una gran expectación en mí, las historias no eran tan predecibles y el final, dentro de los tópicos de estas novelas, no habían sido tan evidentes. En esta ocasión, Attua y Cristela se quieren desde el principio y el lector sabe que inevitablemente algo va a pasar que les va a separar y que el resto de la historia va a centrarse en las idas y venidas de estos dos personajes, hasta el punto de que todo lo demás es demasiado secundario. 

Y ese es precisamente el otro fallo que le veo a la novela, que la autora se centra demasiado en la historia de "desamor" de los protagonistas, olvidando por completo todo el contexto histórico en el que se supone que se ambienta la novela (al menos así parece que se da a entender en la sinopsis). Ni las guerras carlistas, ni siquiera el tema de los baños, parecen tener importancia pues su presencia se va difuminando a medida que se va desarrollando la historia. A mí parecer, hubiera sido más interesante si Attua hubiera tenido una mayor conciencia ideológica y hubiera participado en el conflicto carlista, en lugar de ser un mero testigo de las andadas de su amigo; o si la autora hubiera ahondado más en el tema de los baños y la influencia económica que éstos tuvieron en ciertas comarcas del norte de España. Pero desafortunadamente, todo esto se queda en un segundo o tercer plano y la atención solo se centra en el amor imposible de unos personajes a los que les falta pasión. 

El final de la novela es frío y predecible. Algunas líneas argumentales parecen estar poco trabajadas y me da la sensación de que la novela en sí está menos elaborada, se nota una cierta dejadez... Le perdono a Luz este pequeño tropezón y no por ello voy a dejar de leer sus historias, pero sí que en este caso me ha decepcionado un poco. Espero que no le ocurra como a María Dueñas, cuya primera novela me pareció fantástica, pero que luego solo ha tratado de demostrar que no es una autora de una única novela, con poco éxito a mi parecer. 

3 comentarios:

  1. No he leído nada de la autora todavía y tenía este como una buena opción para empezar por otras reseña que había leído. Ahora me haces dudar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Las dos anteriores novelas son muy buenas, así que si quieres leer algo de esta autora comienza por ellas :)

    ResponderEliminar
  3. Pues lo dejo pasar, mira que "Palmeras en la nieve" me gustó...

    ResponderEliminar