martes, 27 de junio de 2017

La mecánica del corazón

Título: La mecánica del corazón
Autor: Mathias Malzieu
Páginas: 176 págs.
Editorial: Random House

Sinopsis

En la noche más fría del siglo XIX, nace en Edimburgo Jack, el frágil hijo de una prostituta. El bebé nace con un corazón débil y para salvarlo le colocan un reloj de madera al que habrá de dar cuerda toda su vida. La prótesis funciona y Jack sobrevive, pero debe respetar una regla: evitar todo tipo de emoción que pueda alterar su corazón. Nada de enfados y, sobre todo, nada de enamorarse. Pero Jack conoce a una pequeña cantante de ojos grandes, Miss Acacia, una joven andaluza que pondrá a prueba el corazón de nuestro tierno héroe. Por el amor que siente hacia la joven, Jack se lanzará a una aventura quijotesca que le llevará desde Edimburgo a París, a las calles de Granada, haciéndole conocer las dulzuras y durezas del amor.

Opinión

Mathias Malzieu nos brinda la oportunidad de conocer la historia del pequeño Jack: un niño que nació el día más frío de la historia, en 1874, en lo alto de una montaña de Edimburgo, y a manos de una extraña mujer la mar de apañada que se hace cargo de él. Tan apañada fue que le instaló un reloj de cuco en el mismísimo corazón -por eso de que nació con el corazón helado, del frío que hacía por aquel entonces- a la voz de "cuidí, no te vayas a enamorar, que tu corazón no podría con tanto sufrimiento".

    Evidentemente, el pequeño -y muy elocuente- Jack se enamora, describiéndonos con magnífica soltura y un estilo bastante buenecito (aunque nada propio de un crío de unos diez años) las sensaciones que despiertan el él ese primer y gran amor, Acacia, y el consecuente dolor del corazón de cuco, que está atacaíto porque no cabe en sí de gozo y de deleite. Y evidentemente, como le advertía la madre postiza, en el amor no todo es jijí, jajá, y sufre potentemente. 

    Curioso es el hecho de que es el protagonista el que nos cuenta su historia en primera persona y tiempo presente, lo cual no es nada revolucionario y menos a día de hoy, donde abundan las novelas de este estilo como Los Juegos del Hambre, Las sombras de Grey o las novelas de la Roca. Lo interesante está en las primeras hojas, en el que el pequeño Jack describe su nacimiento, incluso desde antes del mismo y, además, así de bien:

     Las pequeñas callejuelas de Edimburgo se metamorfosean. Las fuentes se transforman en jarrones helados que sujetan ramilletes de hielo. El viejo río se ha disfrazado de lago de azúcar glaseado y se extiende hasta el mar. Las olas resuenan como cristales rotos. La escarcha cae cubriendo de lentejuelas a los gatos. Los árboles parecen grandes hadas que visten camisón blanco, estiran sus ramas, bostezan a la luna y observan cómo derrapan los coches de caballos sobre los adoquines. El frío es tan intenso que los pájaros se congelan en pleno vuelo antes de caer estrellados contra el suelo. El sonido que emiten al fallecer es dulce, a pesar de ser el sonido de la muerte. Es el día más frío de la historia. Y hoy es el día de mi nacimiento.

    La originalidad de la historia, las descripciones y la trama -así como el inesperado y doloroso desenlace- son un punto a favor de esta breve novela que nada tiene que ver con la segunda de este mismo autor, en la que aparecen estos personajes y se toma, por tal cosa, como su segunda parte: La alargada sombra del amor, que deja muchísimo que desear por lo pesado e insustancial de la historia. 

12 comentarios:

  1. A mi también me pareció mucho mejor este libro que el de "La alargada...".
    Aunque lo más bonito en ambos las portadas de Benjamin Lacombe.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que el de "La alargada..." no me aportó nada. De hecho, lo leí hace tiempo y eso es lo único que te puedo decir del libro: que no me aportó nada. Este, en cambio, sí me mereció la pena por el estilo y algunos fragmentos. No es el libro de mi vida, pero se lee rápido y algo te da.
      ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  2. Hola, cuando leí este libro recuerdo que le di mala nota, pero te diré que hace mucho que lo leí y todavía me acuerdo de la atmósfera de Edimburgo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo mejor de este libro es el estilo, las descripciones y exactamente eso, la forma de crear la atmósfera. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola. No tenía buenas referencias de este libro, pero ahora, al leer tu comentario, no me parece tan malo como me habían dicho. La portada me gusta mucho así que quizá me lance a leerlo. He visto en el lateral que estás leyendo "Patria". Va a ser mi próxima lectura así que, aunque te he descubierto hoy mismo, me voy a quedar por aquí para leer tu opinión sobre esta novela que todo el mundo pone por las nubes. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no entre en un top 100, no es mal libro para echar el rato. Ahí ya depende del gusto de cada uno y de la medida en que pueda uno llevárselo a lo personal o empatizar, que siempre hace que una novela, cualquiera, te tire más o menos. Pero sí, dale una oportunidad si puedes y después nos cuentas.
      "Patria" no lo estoy leyendo yo sino Javi, uno de nosotros. Y lo único que te puedo decir por el momento es que le está gustando muchísimo. A ver qué nos dice cuando la termine y haga la reseña.
      Gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Hola, Rosa:

    Este libro me lo prestaron hace ya bastante tiempo y, aunque me gustó el principio, por unas cosas y otras, se quedó a medias, pero es una lectura que quiero retomar. Parece una historia de lo más entrañable. ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me topé con él por casualidad, se lo regalaron a otro y lo tenía a mano. Y la verdad es que no siento que fuera tiempo perdido las horas que pasé leyéndolo. La historia, aunque en boca de un niño de diez años no pegue mucho, inspira mucha ternura, e incluso tiene tintes de novela de aventuras. Es muy entretenido y, al menos para mí, nada predecible. Te animo a retomarlo algún día y volver aquí a contar qué te ha parecido.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Me parece preciosa la idea, y me ha resultado muy original lo del reloj de cuco en lugar de corazón. Menos logrado y original me parece esa condición de que no se enamore.
    No conocía al autor. Lo dejo apuntado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me llamó mucho la atención lo del reloj de cuco. Es cierto que esa idea del amor no es lo más original, pero el libro es corto y muy entretenido. Se le puede dar una oportunidad al autor, al menos con este libro. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Me gustó mucho este libro, sobre todo el principio que es de los más bonitos que me he topado nunca
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está escrito con mucho gusto. Quizá merezca más la pena de leer por el estilo que por la trama. Gracias por pasarte.

      Eliminar