lunes, 31 de julio de 2017

Sense and Sensibility

Título: Sense and sensibility
Autora: Jane Austen
Editorial: Penguin Classics
Páginas: 409

Sinopsis


Marianne Dashwood wears her heart on her sleeve, and when she falls in love with the dashing but unsuitable John Willoughby she ignores her sister Elinor's warning that her impulsive behaviour leaves her open to gossip and innuendo. Meanwhile Elinor, always sensitive to social convention, is struggling to conceal her own romantic disappointment, even from those closest to her. Through their parallel experience of love - and its threatened loss - the sisters learn that sense must mix with sensibility if they are to find personal happiness in a society where status and money govern the rules of love.

Opinión

Hacía ya bastante tiempo que quería releer esta novela de Austen, básicamente porque tenía la sensación de que cuando la leí por primera vez no había sido lo suficientemente justa con ella y, al haberla leído otra vez, me he dado cuenta de que estaba en lo cierto porque ¡cuánto he disfrutando con esta relectura! Además es la primera novela de Austen que leo en inglés y no ha sido excesivamente complicado, aunque confieso que a veces no he logrado pillar todos los matices irónicos de la autora... En cualquier caso, no me ha parecido un inglés muy difícil y he logrado entender un 90% de la novela, por lo que recomiendo leerla a aquellas personas que tengan un nivel medio-alto de inglés.

Pero ahora centrémonos en la novela. Sentido y sensibilidad - sí, yo me quedo con el título de toda la vida- tiene como protagonistas a dos hermanas que son como el yin y el yang: Elinor es la hermana mayor y por ello mucho más cabal (ella representa el "sentido" o "jucio" del título de la novela), todas sus preocupaciones las sufre en silencio, así como sus sentimientos siempre aparecen escondidos bajo una supuesta capa de frialdad. Sabe cómo comportarse en cada momento, sobre todo en situaciones donde reina la vulgaridad y la imprudencia, aunque no duda en hacer uso de la ironía para responder a comentarios impertinentes. Por el contrario, Marianne es todo sentimiento (y, por tanto, la "sensibilidad" o "sentimiento" del título), todo expresividad y le importa muy poco las normas sociales y si está enamorada, feliz, triste, molesta, etc, lo deja saber al mundo, causando una verdadera angustia en su hermana. Se puede decir que la historia gira en torno a sus aventuras (desventuras) amorosas. 

Y debo hacer hincapié en lo de desventuras, porque a mí parecer Austen se ceba en estas dos hermanas, a quienes no les da respiro hasta el final. De hecho, la reacción de Elinor al final muestra lo mucho que  sufre a lo largo de la historia. Pues la pobre muchacha se enamora prácticamente desde el principio de un caballero, Edward Ferras, a quien le falta el carárcter necesario para dar la cara por su amor, no solo ante sí mismo, sino también antes su familiares. Y a Marianne la hace enamorarse de un verdadero sinvergüenza, a quien se ve venir desde prácticamente desde el principio. Y si Marianne sufre (¡digo que si sufre! y bien que lo deja saber), la pobre Elinor no solo debe arrastrar con sus propias penurias en silencio, sino con las de su hermana y su madre. Sin duda alguna, para mí Elinor se ha convertido en una de mis favoritas junto con Liz Bennet, quizás porque les veo mucho parecido. Elinor debe ocultar ante su hermana un secreto que puede hacerle daño, de la misma manera que Liz oculta a Jane la proposición de Darcy y el papel que juega éste en la separación de su hermana y Bingley. Ambas, además, actúan con mucha racionalidad, más que sus hermanas quienes se dejan llevar por el sentimiento. 

Esto, además, me lleva a comentar el aspecto que más me gusta de la novela: la relación entre hermanas. Sabemos que Jane tuvo una relación muy estrecha con su hermana, e incluso se puede decir que eran mejores amigas. Cassandra, quien había perdido a su prometido, permaneció soltera igual que Jane y estuvo con ella hasta prácticamente el último día de su vida. Cassandra, además, fue fiel al legado de Jane y mantuvo siempre su privacidad hasta el punto de quemar cartas. Jane, por tanto, no tenía que mirar muy lejos para inspirarse, pues ella sabía lo que era tener una verdadera relación de hermana y tanto en Orgullo y Prejuicio como en Sentido y sensibilidad nos muestra una relación de hermana, en las que priman la cofianza, el respeto, el amor y, sobre todo, la lealtad. Es cierto que Elinor y Marianne no se intercambian secretos, pero sí que se puede apreciar, con todo lo que ocurre con  Willoughby y Edward, una lealtad absoluta y un apoyo incondicional cuando ambas lo necesitan. Como hermana mayor que tiene una relación estrecha con su hermana pequeña, a mí este aspecto de la novela me encanta.

En cuanto al elenco masculino, he de decir que es el que más indeferencia me produce. Ninguno de los personajes protagonistas masculinos de esta novela me gusta especialmente. Edward me parece un personaje sin carácter del que no se puede esperar mucho más que lo que ofrece. Willoughby es algo más interesante, pero se le ve venir desde el principio. Y el Coronel Brandon, que aspira a ser mucho más de lo que es, me parece un persona que pasa sin pena ni gloria, pese a sus "minutos" de gloria del final. En cuanto a los secundarios, mentiría si no dijera que me ha gustado la Señora Jennings, pues es ese personaje secundario necesario que toda novela tiene que tener, con un rol muy parecido al de la Señora Bennet, pues es esa señora mayor que se mete en todo, que de todo opina y que de todo cree saber; sin embargo, muy al contrario que lo que me produce la señora Bennet (Absolutamente insufrible), la Señora Jennings me parece un personaje entrañable y me es imposible no cogerle cariño. Además, es a través de ella que Austen hace mención de una costumbre aún en alza hoy día: el cotilleo. 

Solo una pega puedo encontrarle a este libro y que quiero señalar antes de terminar. Y es que, al inicio de la historia, cuando supuestamente se nos cuenta la incipiente relación de Elinor y Edward, todo me parece demasiado sutil y me explico. No llego a ver  en qué momento se enamoran estos personajes, pues se sabe que entran en contacto pero no me queda claro cómo empieza esa historia de amor. No sé si es que aquí el idioma ha tenido algo que ver, o es que Jane es demasiado sutil, pero para ser una historia de amor tan fuerte, su comienzo es más bien ligerito. 

En definitiva, Sense and sensibility me ha parecido una delicia de novela, que ha ganado con su relectura. La he disfrutado de principio a fin, tanto por su argumento como por sus personajes protagonistas. Creo, y no me equivoco, que podría ser una buena novela para comenzar a leer Jane Austen junto con Orgullo y prejuicio.

Solo quería comentaros que compré esta novela el día del bicentenario de la muerte de Jane Austen, 18 de Julio, en su casa de Chawton, donde se hizo un homenaje a la autora. Se leyó una carta de Cassandra a su prima, informándole de la muerte de Jane y lo que la pérdida de esta le suponía. Fue un acto verdaderamente emotivo que siempre recordaré.

Mesita donde solía escribir Jane, en Chawton.

Adaptaciones

No quería terminar de escribir esta reseña sin tener frescas las dos adaptaciones más recientes de Sentido y sensibilidad que conozco. La más antigua es la del año 1995, dirigida por Ang Lee y protagonizada por Emma Thompson y Kate Winslet y es, sin duda alguna, la más conocida de las adaptaciones de Jane Austen. De hecho, según Wikipedia, esta adaptación junto con la de Orgullo y prejuicio de la BBC supuso un gran impulso de las adaptaciones de las novelas de Austen y hasta Emma Thompson recibió un oscar por mejor guión ese año. La más reciente es la mini-serie de 2008 producida por la BBC y protagonizada por Hattie Morahan y Charity Wakefield. 

En términos generales, ambas adaptaciones me parecen bastante buenas y fieles al libro, aunque desde luego tienen bastantes "peros". De la del año 1995 me gusta muchísimo la dirección, la banda sonora, las interpretaciones y la elección de algunos actores, por ejemplo, Kate Winslet está absolutamente maravillosa como Marianne y mi querido Alan Rickman destaca como coronel Brandon. Sin embargo, en lo que adaptación se refiere, hay algunas escenas innecesarias (como la de Elinor informando a los criados que van a dejar la casa) mientras que otras no se incluyen (por ejemplo, la visita de Willoughby a Elinor cuando Marianne está en enferma, que yo considero esencial). Además hay personajes que se han suprimido que, aunque no sean de gran importancia, algunos sí que jugaban un papel de relevancia en la novela, en especial la hermana de Lucy Steele. Asimismo, he de decir que no me ha gustado mucho la elección de Hugh Grant como Edward, y eso que me encanta Hugh Grant, pero hace de Edward un personaje aún más patético y, aunque suene ofensivo, creo que Emma Thompson era demasiado mayor para hacer el papel de Elinor. Eso sí, Hugh Laurie está fantástico como Mr Palmer y la Señora Jennings y Sir John son aún más insoportables en la película que en el libro y me pregunto si no han sido llevados demasiado al extremo. 

En cuanto a la mini-serie de la BBC, debido a que en extensión es más larga (3 capítulos de una hora cada uno), la adaptación es algo más fiel. Confieso que el reparto de la mini-serie me gusta algo más que el de la película, básicamente porque las dos actrices que representan a las hermanas Dashwood son más jovenes y, por tanto, más acorde a la edad que tienen los personajes en la novela (Creo que era 17 y 16 años respectivamente). Sin embargo, no me gusta nada las dos escenas que se añaden, como la del principio (que supuestamente es el encuentro sexual de Willoughby con la hija adoptiva del Coronel Brandon) como la del duelo. Son escenas del todo innecesarias. Tampoco me gustan ciertos actores, en especial Dominic Cooper a quien el papel de Willoughby no le pega nada y queda totalmente sobre actuado. Además, pese a que la intención de crear esta mini-serie era la de ensombrecer en cierta manera la película de Ang Lee (al menos eso se dice en la Wikipedia), me da la sensación de que bebe muchísimo de ella porque algunas escenas que no aparecen en el libro, como el segundo rescate de Marianne, aparecen en las dos adaptaciones y me da por pensar que la serie bebe más de la película de lo que le gustaría.

A modo de conclusión, he visto ambas adaptaciones de una sentada (sí, cinco hora de Sentido y sensibilidad ¡benditas vacaciones!) y las dos las he disfrutado enormemente. Teniendo la novela fresca, me ha parecido que ambas son más o menos fieles a la misma. Así, por tanto, recomiendo las dos si se quiere disfrutar de la historia de Austen en la pantalla. 

 Homenaje a Jane Austen

7 comentarios:

  1. Hola, Alejandra.
    Creo que la primera obra que leí de Austen fue precisamente "Sentido y sensibilidad", pero anteriormente había visto la versión cinematográfica que mencionas del 95, la cual por cierto me encantó.
    En cuanto a la novela, confieso que no me gustó tanto como esperaba, tal vez porque ya me conocía la historia de antemano. No obstante, recuerdo que fue una obra que me enganchó, tal vez porque la autora consigue de manera magistral retratar las diferencias entre dos hermanas tan dispares. Yo que tengo una menor, pude identificarme en muchas ocasiones con lo que les ocurría a ambas (en cuestiones de caracteres, no de matrimonios de época, claro :D).
    Muy buena y muy completa esta reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Fue la primera novela que leí de Jane Austen y me gustó, me están entrando ganas de releerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La tengo pendiente. Esta y a la autora en general.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Es una de mis lecturas actuales, lo quería leer también para este homenaje a Jane Austen pero no me ha dado tiempo finalmente :( Pero me ha encantado leerte, vaya reseña más bonita...especialmente la parte en la que hablas de Jane y su hermana.

    Lo de la relación de Elinor y Edward también me pasó a mí, no me enteré de que se enamoraban...sólo por las alusiones que hacían las hermanas o la madre.

    A ver qué tal su final ;) Besitos

    ResponderEliminar
  5. Es una gran novela, con un fiel reflejo de convencionalismos sociales de una época y muy bien escrita. Personalmente nno es mi favorita de la autora, pero me gustó mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo me alegra que Elinor Dashwood haya ascendido al puesto de favorita!... jajaja. ¡Y cómo me alegra que también te parezca insufrible la señora Bennet. No estoy tan sola como creía... jajaja.

    Lo que comentas de Elinor y Edward es que es muy sutil, y de hecho Jane lo narra más gracias a las observaciones de los demás que a lo que dice sobre ellos. Es gracias a las observaciones de la hermana de Edward, de la madre de Elinor y de Marianne que sabemos que todo el mundo se ha dado cuenta de que están enamorados, aunque no se diga explícitamente durante el tiempo que están en Norland (yo al menos lo percibí así).

    Sobre las adaptaciones, veo que coincidimos en casi todo, todito, todo :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que es una novela fantástica. La leí dos veces y ambas las disfrute.

    ResponderEliminar