domingo, 4 de noviembre de 2018

A discovery of witches

Título: A discovery of witches
Autora: Deborah Harkness
Editorial: Viking Penguin
Páginas: 579 (Leído en Kindle)

Sinopsis


Deep in the stacks of Oxford's Bodleian Library, young scholar Diana Bishop unwittingly calls up a bewitched alchemical manuscript in the course of her research. Descended from an old and distinguished line of witches, Diana wants nothing to do with sorcery; so after a furtive glance and a few notes, she banishes the book to the stacks. But her discovery sets a fantastical underworld stirring, and a horde of daemons, witches, and vampires soon descends upon the library. Diana has stumbled upon a coveted treasure lost for centuries-and she is the only creature who can break its spell.

Opinión

Soy de la opinión que todo lector tiene, o debe tener, su particular "guilty pleasure", esa lectura que sin ser especialmente de calidad se disfruta enormemente por su capacidad de entretener y evadir. Sin duda alguna, el título que reseño hoy forma parte de mis "guilty pleasures" y aunque me ha entretenido enormemente, no deja de ser una lectura con sus fallos y partes argumentales ciertamente ridículas.

Empecemos señalando que A discovery of witches tiene como protagonista a Diana Bishop, una joven historiadora que además es una bruja potencialmente poderosa. La vida de Diana comenzará a complicarse cuando se tope por casualidad con un manuscrito que esconde un secreto y conozca a Matthew de Clairmont, un vampiro muy interesado en acceder a ese secreto. A partir de ese momento, la historia se verá plagada de brujas, vampiros y demonios. Y hasta aquí termina la fantasía y comienza la parte más empalagosa de la novela, lo que hace que su lectura se haga más y más tediosa y roce el rídiculo en algunos momentos. Y es que, si en un principio la novela se presenta como una aventura de fantasía protagonizada por criaturas archiconocidas de la literatura como las brujas y los vampiros, a medida que más avanza la novela, la trama sobre el manuscrito pasa a un segundo o casi tercer plano, tomando más protagonismo la trama romántica que, si bien puede hacer las delicias de aquellos lectores que disfrutan de historias de amor, para aquellos que andaban buscado una historia de misterio y fantasía, el desvío argumental es tremendamente decepcionante. 

Junto con este desvío argumental hacia lo romántico de la novela, otro defecto es su longitud. La historia es excesivamente larga para lo que la autora quiere contar, por lo que hay demasiada "paja", es decir, demasiados momentos y descripciones innecesarias. Por ejemplo, la autora dedica su tiempo a describir como sabe el vino que toman los protagonistas en varias ocasiones, de hecho el vino parece tener una importancia del todo innecesaria, así como el té. También hay escenarios y momentos a los que la autora ha dedicado páginas y páginas cuando todo se podía haber resuelto en un par de páginas, muy especialmente al final. Y ya sin contar ciertas tramas argumentales que rozan el rídiculo, como el hecho de que los protagonistas vayan a hacer yoga... sí, claro, porque el yoga es la actividad favorita de los vampiros, o lo rápido que evoluciona la relación de los personajes (no quiero hacer spoilers, pero pasan de conocerse a estar enamorados para siempre en apenas dos páginas y más que eso...).

No obstante, hay detalles muy interesantes en la novela, por ejemplo, considero que los protagonistas son bastante creíbles, teniendo en cuenta que son un vampiro y una bruja. Me ha gustado el hecho de que la relación de ambos se establezca con cierto sentido de igualdad y que no sea de dependencia, especialmente de ella hacia él, como normalmente suele ocurrir en este tipo de historias. Diana no es una dama en apuros, ni Matthew es un héroe que tiene que salvarla a cada momento. También he disfrutado con la manera en la que la autora introduce aspectos históricos en la novela, al fin y al cabo Matthew es un vampiro de miles de siglos y ha vivido muchos hechos históricas y la autora los introduce sin que sea una lección de historia, es una pena, sin embargo, que eso se pierda con el desvío hacia lo romántico. 

En definitiva, sin llegar a hacer un gran libro ni mucho menos, sí que me ha parecido una novela muy entretenida y algo diferente. Creo que los lectores que en su día disfrutaron con la saga Crepúsculo podrían disfrutarla y sentir cierta nostalgia, yo la he sentido y he visto en ella ciertas semejanzas con la novela de Stephanie Meyers, solo que esta ocasión los personajes y la historia están mejor contruidos. 

Adaptación

No sorprende en estos tiempos que las cadenas de televisión tiren de las novelas de éxito para crear nuevas series. En esta ocasión, ha sido Sky One la que ha decidido adaptar la novela de Deborah Harkness con Teresa Palmer y Matthew Goode en los roles de Diana y Matthew. Fue precisamente la serie la que me impulsó a leer la novela y he de admitir que tengo mejor opinión de la primera que de la segunda, así que si mi reseña no ha sido suficiente para animarte a leer el libro, al menos espero que le des una oportunidad a la serie, que sí apuesta más por el lado misterioso y fantasía del mismo, para lo que se crean nuevas tramas que dan más suspense al argumento original del libro; asimismo elimina algunas de las escenas rídiculas mencionadas más arriba (¡nada de yoga!). He aquí el tráiler.



No hay comentarios:

Publicar un comentario