domingo, 28 de abril de 2019

How to be a victorian

Título: How to be a victorian
Autora: Ruth Goodman
Editorial: Penguin Books
Páginas: 458

Sinopsis

We know what life was like for Victoria and Albert, but what was it like for a commoner? How did it feel to cook with coal and wash with tea leaves? Drink beer for breakfast and clean your teeth with cuttlefish? Dress in whalebone and feed opium to the baby? Catch the omnibus to work and wash laundry while wearing a corset? How To Be A Victorian is a new approach to history, a journey back in time more intimate, personal, and physical than anything before. It is one told from the inside out--how our forebears interacted with the practicalities of their world--and it's a history of those things that make up the day-to-day reality of life, matters so small and seemingly mundane that people scarcely mention them in their diaries or letters. Moving through the rhythm of the day, from waking up to the sound of a knocker-upper man poking a stick at your window, to retiring for nocturnal activities, when the door finally closes on twenty-four hours of life, this astonishing guide illuminates the overlapping worlds of health, sex, fashion, food, school, work, and play.

Opinión

El período victoriano es uno de esos periodos históricos que más me interesan: libros, documentales, películas, etc., todo lo que cae en mis manos sobre este periodo lo tengo que tener, leer o ver. Y es que muchas de las costumbres actuales de la sociedad británica y, de hecho, la sociedad británica en general no se entiende sin el período victoriano. Y esta fascinación nace precisamente de un documental: "The victorians" de Jeremy Paxman, un periodista británico que presenta este documental en cuatro partes en el que da una idea de cómo era la vida en dicho periodo a través de diferentes pinturas. Desde entonces puedo decir que ha sido una verdadera obsesión que me ha ayudado a ver lo que me rodea (pues vivo en el Reino Unido) de otra forma. Esto explica por qué tenía que hacerme con el libro que os traigo hoy, un libro que en cuanto vi en la estantería de una librería de segunda mano supe que tenía que ser mío. 

¿Cómo vivía la gente normal y corriente en la época victoriana? Esa es la premisa de la que parte la autora e historiadora Ruth Goodman, también conocida por formar parte del programa televisivo "Vicrorian farm" en el que los participantes deben vivir como en la época victoriana durante un año. En el prólogo Ruth explica cómo la idea para este libro le surgió cuando estaba analizando el abrigo de un hombre trabajador de dicho periodo durante una visita a un museo en una región de Reino Unido. Mientras lo contemplaba no paraba de preguntarse cómo había sido la vida de ese hombre, del que podía intuir algo simplemente viendo el abrigo, pero no todo. 

¿Cómo vivía (o sobrevivía) la gente normal en dicha época? Conocemos la vida de la Reina Victoria y de su marido Alberto, de su primer ministro Melbourne, de los autores más famosos como Dickens o Gaskell, e incluso de los asesinos más temidos como Jack el Destripador; pero ¿Qué  hay de la gente anónima? ¿Cómo era el día a día del trabajador en un molino de algodón o de una ama de casa de la clase media? El objetivo de Ruth es precisamente ese, que conozcamos el mínimo detalle de la vida diaria de la gente anónima y lo hace usando diferentes fuentes históricas: diarios de criadas de la épocas, manuales de instruciones para la buena ama de casa, manuales de medicina para la gente menos formada, periódicos, anuncios, etc., y lo que es aún más interesante: su propia experiencia, pues como el lector tendrá oportunidad de leer la autora no duda en meterse ella misma en el rol de victoriana para cocinar, probar ciertas medicinas, ropas, etc. Esto da una perspectiva muy interesante, pues tendemos a pensar que todo ha evolucionado a mejor, por ejemplo, la higiene o la medicina o la ropa y la autora, sin embargo, cuenta como estuvo un tiempo lavándose el pelo en seco y que tuvo efectos muy positivo, o como el corsé es bastante cómodo para mantener la postura o que la pasta de diente artesana es bastante efectiva.

También es muy interesante la forma en la que la autora ha decidido estructurar su libro, es decir, ha tomado como premisa la idea del día a día y lo que nos cuenta es la vida victoriana en 24 horas, esto es, desde que la persona se despierta hasta que se acuesta. Entre medio la autora ofrece todo tipo de detalles sobre el día a día así, por ejemplo, en relación con el despertar Ruth nos cuenta cómo dormían, las ideas (algunas bastante locas) sobre cómo debía estar acondicionado el dormitorio, cómo se lavaban por la mañana, si usaban colonia o perfume, etc. Sin duda alguna hay algunos aspectos que me han parecido más interesantes que otros, por ejemplo, me ha gustado mucho los aspectos relacionados con la salud y la medicina, el del tiempo libre y el deporte, el de la educación, o la sexualidad tanto masculina como la femenina. Otros aspectos me han parecido algo más pesados, sobre todo porque la autora no escatima en dar todo tipo de detalles, como en el tema de la ropa (admito que aquí no ha ayudado el hecho de que mi vocabulario inglés sea algo limitado y cada dos por tres tuviera que buscar en el diccionaro para saber sobre qué pieza de ropa estaba hablando) o del peinado, así como el de la comida. Pero en general el libro ayuda bastante a conocer de forma amplia un periodo histórico fascinante y, lo más importante para mí, a ina a conocerlo aún más en profundidad. 

No cabe duda de que es una lectura absolutamente entretenida y recomendable, quizás no sea un libro para leer de un tirón y que quizás se pueda combinar con otro tipo de lecturas, pero si sientes pasión por el periodo victoriano entonces deberías leerlo porque hace ver las cosas de otra forma y el lector se da cuenta de que no hemos cambiado demasiado en 200 años. En inglés puede ser bastante complicado leerlo y creo que es necesario tener un nivel más o menos altillo, pero si hay una traducción al español entonces os animaría a que os hiciérais con un ejemplar.

Adaptaciones

Al ser un libro de historia no hay una adaptación propiamente dicha, pero sí que quería recomendar el documental que mencionaba más arriba. Se trata del documental "The victorians - Their stories in pcitures" emitido por la BBC en 2009 y escrito y presentado por Jeremy Paxman (un periodista británico muy conocido). El documental aborda cuatro aspectos: las ciudades y cómo crecieron en el periodo victoriano, la vida en casa, el desarrollo industrial y los sueños y los temores de la gente. De verdad que el documental no tiene desperdicio, yo lo he visto en tres ocasiones y no me canso de verlo. Aquí os dejo el tráiler:


Por otro lado, también quería daros más detalles sobre "Victorian farm". Como os he dicho más arriba es una especie de programa-documental-histórico emitido por la BBC2 en 2009 y junto a Ruth Goodman encontramos a Peter Grinn (arqueólogo británico) y Alex Langlands (historiador y arqueólogo), en realidad se trata de emitir a través de la televisión una de las técnicas arqueólogicas más importantes: la arqueología experimental, en el que historiadores y arqueólogos experimentan ciertas técnicas del periodo que están estudiando, en este caso el victoriano. A mí me parece una idea muy interesante y no me importaría formar parte del proyecto. Os dejo aquí un video en la que la propia Ruth Goodman trata de cocinas curry tal y como los victorianos lo habrían cocinado:




4 comentarios:

  1. Me encanta, Alejandra, me lo llevo apuntadísimo como apasionada de la época victoriana que soy. El documental de Jeremy Paxman también me lo llevo, que aunque conocía su existencia desde hace años, se quedó en el limbo de las cosas sin ver y me lo acabas de recordar.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  2. Alejandra...suena muy bien el libro. De momento mi nivel de inglés me impide hacer una buena lectura del mismo, sin apoyarme en una traducción. No obstante, disfruto de tu entrada, de tus aportaciones y de las series que nos invitas a ver y que se acercan también al libro y a la época.
    Muchas gracias y felices lecturas.

    ResponderEliminar
  3. A pesar de que en algunas parte te haya resultado un poco pesado, a mí me llama muchísimo la atención. Me parece super interesante conocer cómo podía ser ese día a día. Eso sí, yo lo necesitaría en español jaja

    Me lo apunto por si lo traducen y las adaptaciones también ;)

    besitos

    ResponderEliminar
  4. No sé yo, creo que no termino de verlo para mi
    Besos

    ResponderEliminar