lunes, 27 de mayo de 2019

La conjura de los necios

Título: La conjura de los necios
Autor: John Kennedy Toole
Editorial: Anagrama
Páginas: 208

Argumento

El protagonista de esta novela es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamerciana: Ignatius Reilly -una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y santo Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona-, que a los treinta años aún vive con su estrafalaria madre, está ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de "teologia geometría" como de "decencia y buen gusto"; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada.

Opinión

Este es uno de esos libros de dificil de clasificar y que dependerá mucho de la edad y el momento elegido para leerlo. En mi caso, acabo de terminar una relectura esta conjura que tanto me gustó hace más de 20 años. Lo leí con apenas 16 y me gustó por el humor que transmitía sin ser capaz de ver la amargura que se esconde detrás de la única obra de John Kennedy. O, tal vez, ahora lo he leído en un momento completamente diferente y he descubierto la grandeza de esta comedia. Esa que le llevó a conseguir un Pulitzer póstumo para su autor.
De hecho, siempre pensé que los personajes de Ignatius Reilly y su madre tienen mucho de autobiograáfico. Que la obra cargada de dolor mostraba la frustración desde el humor pero que detras de sus personajes se esconcía una feroz critica a la sociedad que les había tocado vivir. O, eso, al menos, es lo que pienso visto ya con los ojos de un cuarenton aguantando sus velas.
Sea como sea, es una de esas obras casi imprescindibles, un clásico del siglo XX que todos deríamos leer al menos una vez. Por lo que cuenta y por el cómo lo cuenta. Con un lenguaje tan ángil y cuidado que no importa con qué edad nos hayamos topado con él: nos lo beberemos. Pero que, además, nos sirve para ver cómo se comporta el ser humano "de calle". Tú y yo. Los que actuamos lo mejor que sabemos pero que no siempre sabemos hacer las cosas bien.
Y más, en una época en la que el todo vale se ha convertido en lema de muchos.



2 comentarios:

  1. Pues esta vez no estoy segura. El tema es que a mí el humor en literatura es algo que no siempre me termina de convencer y son ocasiones muy puntuales en las que la disfruto. Se ve que esta tiene un trasfondo, pero le voy a echar una pensadita.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento tardar tanto en responder. En este caso, pese al humor de sus letras, cuenta tanto y tan bien que no se puede considerar una novela humorística. Es muchisimo más que eso

      Eliminar