sábado, 10 de agosto de 2019

The Princess Bride

Título: The Princess Bride
Autor: William Goldman
Editorial: Bloomsbury
Páginas: 399

Sinopsis

What happens when the most beautiful girl in the world marries the handsomest prince of all time and he turns out to be...well...a lot less than the man of her dreams?

As a boy, William Goldman claims, he loved to hear his father read the S. Morgenstern classic, The Princess Bride. But as a grown-up he discovered that the boring parts were left out of good old Dad's recitation, and only the "good parts" reached his ears.

Now Goldman does Dad one better. He's reconstructed the "Good Parts Version" to delight wise kids and wide-eyed grownups everywhere.

What's it about? Fencing. Fighting. True Love. Strong Hate. Harsh Revenge. A Few Giants. Lots of Bad Men. Lots of Good Men. Five or Six Beautiful Women. Beasties Monstrous and Gentle. Some Swell Escapes and Captures. Death, Lies, Truth, Miracles, and a Little Sex.


In short, it's about everything.

Opinión

A estas alturas de la vida creo que nadie, o quizás muy pocos, desconocerá la historia de La princesa prometida, sobre todo por la película que con los años se ha convertido casi de culto. Pero muy pocos sabrán, al menos yo no lo sabía, que la película se basó en la novela que el autor británico William Goldman publicó en 1973. Habiendo visto la película hacía siglos, se me apetecía ahora acercarme a la historia de Buttercup y su amado Westley a través de la novela. 

La princesa prometida es un interesante ejercicio de metaliteratura en la que el autor nos cuenta una historia de fantasía que su padre le leyó cuando era pequeño, eso sí, tras darse cuenta que su padre solo había leído "las partes buenas" de un viejo libro de historia. Estas partes buenas causaron una enorme impresión en el joven William, que desde entonces se convirtió en un lector voraz que luego le llevaría a convertirse en un escritor de más o menos éxito. El descubrimiento de que su padre solo le había leído las "partes buenas" le llevó a reeditar ese viejo libro de historia, pero tal y como su padre se la había contado. Y en esa historia estaba la joven Buttercup, inocente y dulce, que descubre que está enamorada del granjero Westley, sin embargo, es un amor imposible porque el parte hacia nuevas tierras con el fin de conseguir los medios que le permitan casarse con Buttercup, no obstante su barco es atracado por los piratas y a Westley se le da por muerto. A partir de entonces, los enamorados deberán enfrentarse a una serie de obstáculos en forma de asesinos, príncipes malvados, piratas y un pantano lleno de enormes roeadores y fuego. El autor, además, interviene en varias ocasiones para hacer referencias a esas partes que no ha incluído en su narración y su reacción cuando la oyó por primera vez.

Decir que La princesa prometida no ha envejecido bien en cuanto a historia sería, quizás, injusto. Creo que para muchos lectores un clásico y como tal no puede juzgarse con el mismo criterio con el que juzgaría a una novela más actual. La novela nació siendo lo que siempre quiso ser: una inocentísima novela de fantasía, un juego para el autor quien ficcionaliza su propia vida, con el fin de atraer a las mentes más joven a un mundo irreal pero lleno de amor, aventuras, piratas, gigantes, etc. Y cuando digo lo de inocente lo digo con razón, porque la novela es absolutamente blanca, desde las escenas de "violencia" (el duelo entre Iñigo y su archienemigo el duque apena tiene descripciones de sangre, como por ejemplo podrían tenerlo otras novelas de fantasía), hasta las escenas de amor (el joven Will se quejaba cuando los protagonistas estaban a punto de besarse y su padre pasaba de largo...) Es más, el lector apenas puede creerse el amor entre los protagonistas por la poquísima pasión que hay entre ellos, a excepción de la primera declaración de amor de Buttercup que me parece de lo mejor de la novela:

I lovr you - Buttercap said - I know this mus come as something of a surprise, since all I´ve ever done is scorn you and degrade you and taunt you, but I have loved you for several hours now, and every second, more. I thought and hour ago that I loved you more than any woman has ever loved a man, but a half hour after that I knew that what I felt was nothing compared to what I felt then. But ten minutes after that, I understood that my previous love was a puddle compared to the high seas before a storm [...] I love you so much more now than twenty minutes ago that there cannot be comparison... 

Y sí, en teoría La princesa prometida tiene todos los elementos para una perfecta novela de fantasía y el autor sabe cómo utilizarlos para crear una novela tan blanca que bien podría leerla un niño de siete años como un adulto setenta. Pero admito que a mí tanta inocencia y tanta dulzura me ha aburrido en exceso. Y sí, es muy posible que muchos no entiendan esto, pero llegué a un punto que casi quise abandonarla sino fuera por mi sentido de la responsabilidad. La introducción me pareció excesivamente larga y tediosa, con el autor danto la vuelta a lo mismo y si la narración peca por su excesiva inocencia, los personajes son absolutamente planos, a excepción del valiente Westley e Iñigo. Además como en toda novela clásica, los malos son malísimos y los buenos buenísimos, no hay punto medio. En cuanto al personaje femenino, si en la película Robin Wright nos enamoraba con su dulzura, en la novela Buttercup roza lo rídicuo al ser el típico personaje femenino que no da más de sí, incluso cuando está en peligro lo único que puede pensar es en lo guapo y lo valiente que es su Wetsley, casi que llegué un momento que quería que la mataran. 

Entiendo que quizás Goldam prentendía emular a las novelas de fantasía o pseudohistóricas que tan de moda se pusieron durante el periodo victoriano con el romanticismo inglés, similares a las de Walter Scott que transcurrían en un periodo medival totalmente imaginario a lo que contribuían esas pinturas de los románticos y prerrafaelistas con Rosetti, pero confieso que a mi no me entusiasma demasiado y que por ello solo se puede apreciar de una manera nostálgica pero como lectura actual no entretiene demasiado. 


Adaptaciones

La princesa prometida es mucho más conocida por su adaptación cinematográfica. Estrenada en 1987, dirigida por Rob Reiner y protagonizada por  Cary Elwes, Robin Wright, Mandy Patinkin, Chris Sarandon, Wallace Shawn, André the Giant y Christopher Guest. En su momento tuvo muy buenas críticas, pero no hizo demasiada caja y pasó un poco sin pena ni gloria; sin embargo, con la expansión de Internet la película se ha convertido en casi una cinta de culto y muy pocos no reconocerán la frase que la hizo famosa: "Hola, soy Iñigo Montoya, mataste a mi padre, prepárate para morir". Aquí os dejo el tráiler y creo que la tenéis en Netflix por si queréis volver a verla:






5 comentarios:

  1. Una reseña magnifica y un muy buen libro que leí hace tiempo, ahora lo vuelvo a recordar mejor. Acabo de descubrir tu blog, así que te voy a seguir y así no me perderé ninguna de tus reseñas. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Soy Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate para morir. Me encanta esa escena, la película la he visto varias veces, es bonita, el libro ni me lo planteo, la verdad, aunque tiene que ser bonito lo veo para gente más joven, y yo estoy hecha ya un poco carcamal. jajajajaaja Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy de acuerdo contigo, "La princesa prometida" es un clásico, pero a mí me parece más un clásico de aventuras que no un clásico de fantasía. Me encanta y lo he leído unas tres o cuatro veces, ya no me acuerdo. Y la peli también es estupenda, pero la prosa y el sentido del humor de Goldman es brillante y por eso prefiero mil veces el libro. Por cierto, de Goldman me han recomendado "Los gondoleros silenciosos" y tengo muchas ganas de volver a leer algo del autor. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Yo soy de las pocas personas que no ha visto La princesa prometida y la verdad es que tampoco tengo ganas ni de leerla ni de verla. Por cierto, acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. hola! me encanto conocer un monton de cosas que no conocia como la procedencia , por ejemplo! adoro saber todos esos detalles, gracias por mostrarla tan bien en tu reseña! saludosbuhos.

    ResponderEliminar