domingo, 22 de septiembre de 2019

La solterona

Títuto: La solterona
Autora: Edith Wharton
Editorial: Impedimenta
Páginas: 144

Sinopsis


En 1850 la alta burguesía neoyorquina disfruta de una desentendida prosperidad. Delia, «reina» del endogámico clan de los Ralston, ultima los detalles de su vestuario para brillar en el acontecimiento social del año: el enlace de su prima Charlotte Lovell con Joe Ralston, que además sellará una alianza entre las dos familias hegemónicas de Nueva York. Cuando nada parece poder desbaratar tan idílico porvenir, una desquiciada Charlotte irrumpe en casa de Delia para desvelarle un secreto que alterará para siempre la placidez de sus vidas y que, de saberse, tumbaría los códigos éticos de los que ambas se han venido nutriendo. Los destinos de Charlotte y Delia quedan trágicamente atados bajo la inviolabilidad del secreto que comparten, consolidándose entre ambas una tormentosa relación en la que convergerán los celos, la compasión, el amor filial y la suspicacia.



Opinión

Leer más de Wharton era uno de mis muchos propósitos lectores para este año, pues desde que leí La edad de la inocencia no tenía del todo claro si Wharton iba a ser una de esas autoras a las que seguiría incondicionalmente o no, osea, si la convertiría en uno de mis imprescindibles. Y la verdad es que con La solterona me ha conquistado totalmente.

La solterona es, a mi parecer, una novela increíblemente femenina y feminista pero apta para cualquier tipo de lector. Lo que la hace femenina son sus protagonistas, pero también las circunstancias que les obliga a vivir juntas y es que todo empieza cuando Charlotte le confiesa a su prima Delia que no puede casarse porque ha tenido una hija con otro hombre en secreto y, aunque nadie lo sabe y en teoría la boda podría celebrarse, lo cierto es que ella se ve incapaz de estar alejada de su hija. Ante este secreto Delia actúa como buena prima y esposa de clase alta que es y logra que su prima viva en secreto con su hija, primero en una casita en el campo, y luego con ella en su casa. Todos los protagonistas principales, los problemas que suceden, los secretos, los diálogos, todo gira en torno a estas tres mujeres: la viuda, la solterona y la hija secreta. Es más, todos los hechos ocurren en el ámbito doméstico, en el dominio de la mujer casada. 

¿Y dónde está el feminismo en esta novela? En el problema de Charlotte y la forma en el que éste  soluciona  de la mano de Delia, pues Edith plantea la gran pregunta de ¿qué ocurre a la mujer cuando pierde su honor? ¿Cuál es su destino? Y hay una frase en la novela que lo dice todo: La tolerancia social no trataba de la misma forma a las mujeres que a los hombres, y ni Delia ni Charlotte se habían preguntado jamás por qué: como todas las jóvenes de su clase, simplemente se inclinaban ante lo ineluctable. Y Delia, de alguna manera, actúa como esa sociedad que no trataba de la misma forma a las mujeres, porque Delia no es una cómplice sino la ejecutora del castigo. Edith no proporciona a Charlotte una aliada, al menos yo no la veo como una aliada, cuando la obliga a renunciar a su matrimonio y a vivir como una solterona (uno de los peores destinos para una mujer, tal y como puede entenderse en la novela) con su hija, pero sin reconocer que lo es. He aquí que Edith hace hincapié en dos cosas: por un lado, crítica la doble moral de la sociedad al tolerar los pecados de los hombres y castigar el de las mujeres, pero también critica la actitud de las mujeres que no sólo aceptan esta imposición, sino que también actúan de aliadas tal y como Delia lo hace en esta novela corta. Charlotte sufre un castigo inmenso, es forzada a vivir como soltera pues el honor perdido le impide casarse y, además, debe guardar secreto de su maternidad pues su pecado puede afectar, además, al destino de su propia hija. 

Con independencia de lo femenino y lo feminista de esta novela corta, la narración es absolutamente brillante. Wharton construye una historia que atrapa al lector desde el primer momento y crea a dos personajes femeninos que de alguna manera se complementan y todo ello desarrollado en el ambiente doméstico, pues todo ocurre en casa. Si hay algo que me ha gustado en esta historia son los diálogos entre Delia y Charlotte, particularmente ese en el que discuten sobre el futuro de la joven Tina y cómo el pecado de la madre puede afectarle de alguna manera. No es muy difícil imaginar esta escena, pese a que Wharton no es muy descriptiva. El diálogo lo es todo, e incluso los silencios dicen mucho. Creo que es una historia que podría adaptarse fácilmente como obra de teatro, porque tiene mucho de eso, especialmente en este diálogo. Y, lo que me resulta más curioso, es que a lo largo de la historia vas entendiendo a las dos protagonistas, pese a que todo se narra más bien desde la perspectiva de Delia. Creo que tanto Delia como Charlotte tienen sus razones para actuar cómo lo hacen y el lector se va poniendo de parte de una u otra dependiendo de las circunstancias, si bien es Charlotte la que se gana la lástima del lector.

En definitiva, una novela corta absolutamente brillante que ha logrado que siga queriendo leer más cosas de Wharton y me pregunto si es en la novela corta donde esta autora brilla más ¿Qué me recomendarías leer después de esta novela? 


domingo, 15 de septiembre de 2019

Harriet

Título: Harriet
Autora: Elizabeth Jenkins
Editorial: Alba Editorial. Colección Rara Avis.
Páginas: 336

Sinopsis

Esta novela, escrita en 1934 y un éxito de ventas en su día, reconstruye el llamado «misterio de Penge», que estremeció a la sociedad victoriana de 1877. Harriet es una mujer de treinta y dos años, elegante y adinerada, ya en posesión de su propia herencia; pero es también lo que «los vecinos del pueblo» de donde procede su madre llaman «tontita». Esta alma cándida y simple conoce un día, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. «Las mujeres me encuentran atractivo», le dice a la madre de Harriet, que solo ve en él a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, ésta se celebra… y Harriet, a merced de su marido y de la familia de éste, entra en una pesadilla que nadie habría sido capaz de imaginar.


Opinión

Los lectores que estamos acostumbrados a leer clásica es sobradamente conocida la figura de la joven heredera, esa muchachita que tiene la suerte de haber nacido en una familia muy rica y que, por tanto, tiene la suficiente dote para casarse medianamente bien (a no ser que su padre la venda a un viejo por el título... pero esa es otra historia). Lo que nunca se cuenta es ¿Qué hubiera pasado si esta joven heredara hubiera sido una muchacha con alguna discapacidad mental? Pues eso es lo que cuenta la novela, basado en hechos reales, que os traigo hoy. 

En Harriet nos encontramos con una novela basado en un horrible hecho real ocurrido en Inglaterra a finales del siglo XIX. La protagonista de esta historia, o más bien la víctima, es Harriet a la que se le describe como "tontita" en referencia, obviamente, a su discapacidad mental. Esa descripción ya chirría en la mente del lector que va descubriendo, poco a poco, que va a ser testigo de una enorme injusticia y horrible crimen, pues la pobre Harriet va a caer en las garras del sinvergüenza Lewis que verá en la pobre tontita la oportunidad de hacerse de oro al casarse con ella. Tras el matrimonio, y muy poco a poco, Harriet vivirá un verdadero infierno en manos no sólo de Lewis, sino también de su hermano Patrik, su cuñada Elizabeth y la hermana de ésta, Alice. 

La idea tras esta novela es muy similar a la que ya leí en Hannah Kent, si bien Jenkins es anterior a Hannah, por eso sabía desde el principio que iba a disfrutar la lectura de esta novela. Además debo confesar que me encanta leer sobre crímenes ocurridos en el pasado, muy al estilo de Lucy Worsley en el documental de "A very British Murder". Jenkins también debió sentir cierta fascinación porque ella primeramente llegó al caso por medio de los periódicos y luego, si no me equivocó, accedió a los archivos del caso a través de su hermano. Lo horrible del caso hizo que quisiera escribir esta novela y que lo hiciera con absoluta brillantez. Sin duda alguna, uno de los elementos a destacar reside en la forma en la que la autora perfila la psicología de los personajes que se hace tan obvia al lector pero no tanto para los actores participantes, así, por ejemplo, no es difícil adivinar las intenciones de Lewis desde el principio, como obvias son también sus acciones posteriores. La autora se esfuerza por retratar a cada uno de los personajes y el lector no duda en reconocer el rol que juega cada uno de ellos en este horrible crimen grupal.

Creo que hay varias cosas que me han resultado chocantes en esta novela pero hay una que hace que este crimen sea aún más aberrante, y no solo es el hecho de que este grupo de personas abusen del dinero de una pobre muchacha discapacitada mental, totalmente vulnerable, sino el hecho de que se creen con derecho de hacerlo, pues la muchacha es apenas una bestia. Todos los personajes envueltos en el mismo saben que están haciendo algo mal, son plenamente conscientes de lo que hacen porque todos tienen un segundo o dos de duda, pero todos buscan una justificación para lo que hacen e incluso van más allá, aumenta el nivel de crueldad. La actitud de cada uno de ellos es injustificable y despierta una enorme frustración e ira al lector que se siente absolutamente impotente por lo que lee. Quizás el único punto negativo es que la autora no le haya dado voz a Harriet, pues sí, aún siendo incapacitada estoy seguro de que más de una cosa pasaba por su mente y hubiera sido interesante saber qué es.

Sin duda alguna, Elizabeth Jenkins se une a mi lista de autores a los que soy absolutamente incondicional y en breve espero leer otra de sus novelas que tengo en mi lista de pendientes. En esta novela hacer una labor brillante al novelar  un horrible crimen que escandalizó la sociedad inglesa del XIX.  

domingo, 8 de septiembre de 2019

¿Quén diablos eres?

Autora: Raquel de la Morena
Título: ¿Quén diablos eres?
Editorial: Titania
Páginas: 704

Sinopsis

Alicia de la Vega, una joven periodista de origen español que vive en Nueva York con su madre y su hermana, comienza a trabajar para una revista especializada en fenómenos paranormales. Junto a un enigmático fotógrafo, se enfrentará a misteriosos casos sobrenaturales que pondrán a prueba su escepticismo: descubrirá que las historias de casas embrujadas, exorcismos, maldiciones y vampiros esconden más verdad de la que jamás imaginó. De hecho, ella será la única capaz de ver al fantasma de un joven amnésico de aspecto decimonónico, llamado Duncan, por quien pronto empezará a sentir una fuerte atracción.

¿Quién es él? ¿Qué vínculo los une? Para hallar las respuestas, Alicia emprenderá un apasionante viaje a través del espacio y del tiempo hasta la Escocia del siglo XIX. En su camino se cruzará con las huellas de personajes históricos como Jane Austen, Oscar Wilde o sir Walter Scott. Una trama llena de romance, misterio y aventuras que nos muestra que el amor es capaz de sobrevivir a cualquier adversidad...Incluso a la muerte.


Opinión

Con la llegada de septiembre y con una depresión post-vacacional decidí que se me apetecía empezar el curso leyendo algo romántico, pero algo bien escrito y con una buena historia, ya que Viento de otoño de Brenna Watson me pareció algo simplona y me dejó con ganas de más. Dado que el género romántico no es el que más leo decidí preguntar a la comunidad bloguera de Twitter, que me recomendó leer la novela que hoy os traigo y ¡benida recomendación!

En ¿Quién diablos eres? - aún no del todo convencida con el título- de Raquel de la Morena nos encontramos con Alicia, una joven de raíces españolas que vive en Nueva York y que recientemente ha dejado de trabajar en un periódico de economía, para trabajar en una revista de fenómenos paranormales. No muy creyente ella misma en este tipo de fenómenos, descubirá que estos ocurren más cerca de ella de lo que podría imaginar cambiando su vida presente para siempre.

Son muchas cosas las que hacen de esta novela algo fantástico, pero lo que más me ha gustado es el hecho de que pese a pertenecer al género romántico, su argumento no responde al típico cliché que convierte a estas novelas en una historia absolutamente empalagosa que va girando sobre el mismo tema todo el tiempo: la relación de los protagonistas. Esta novela, sin embargo, tiene una línea argumental centrada en los fenómenos paranormales en la que, además, se desarrolla una historia de amor. Esto hace que su historia sea atractiva incluso para aquellos lectores que no sean particularmente seguidores del género romántico como me pasa a mí. 

En relación con lo dicho anteriormente, también pienso que la autora trabaja muy bien la forma en la que quiere contar su historia. Así, pues, encontramos dos grandes partes, la primera es algo lenta y no terminaba de conectar muy bien con la historia que, a ratos, se me hacía un poco fantástica, no me terminaba de creer todo lo que leía y creía que al final todo iba a ser un poco ridículo, sin embargo, había tantas líneas misteriosas que era imposible saber por dónde me iba a llevar la autora y solo por eso seguí leyendo. La segunda parte es algo más intensa y más adictivia, no pude parar de leer hasta que la terminé por completo. Es en esta parte cuando la autora va desmontando los misterios poco a poco para que la curiosidad del lector no decaiga hasta el final. 

Finalmente, pocas veces ocurre que una novela de romántica muestre una gran labor de documentación, e incluso aquellas que se desarrolla en un contexto histórico; o a veces ocurre que el autor o autora mete datos así al azar para demostrar que ha habido algún tipo de documentación. En este caso, los elementos históricos y paranormales no solo están bien documentados, sino también bien introducidos en la historia. A lo largo de la misma, pero muy especialmente en la segunda parte, se nota que la autora se ha empapado muy bien de fenómenos paranormales históricos que da realismo a la novela, asimismo se hace eco de viejas leyendas como la historias de fantasmas en Real Mary King´s Close en Edimburgo o de los asesinatos de William Burke. Confieso que tuve que consultar en la Wikipedia para confirmar que esta historias eran reales, incluso la de las Joyas de Escocia con Walter Scott iniciando una expedición para encontrarla. Sin duda alguna, todos estos elementos hacen de la novela una maravilla. 

En definitiva, ¿Quén diablos eres? es una joya de novela que me ha tenido pegada a sus páginas hasta el final. No abusa de elemento romántico y cuenta una historia verdaderamente fascinante que atrapa al lector. Raquel de la Morena se convierte, desde ya, en una de mis incondicionales y ya he añadido a mi lista de pendientes otras de sus novelas. En serio, tenéis que leerla.