domingo, 15 de septiembre de 2019

Harriet

Título: Harriet
Autora: Elizabeth Jenkins
Editorial: Alba Editorial. Colección Rara Avis.
Páginas: 336

Sinopsis

Esta novela, escrita en 1934 y un éxito de ventas en su día, reconstruye el llamado «misterio de Penge», que estremeció a la sociedad victoriana de 1877. Harriet es una mujer de treinta y dos años, elegante y adinerada, ya en posesión de su propia herencia; pero es también lo que «los vecinos del pueblo» de donde procede su madre llaman «tontita». Esta alma cándida y simple conoce un día, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. «Las mujeres me encuentran atractivo», le dice a la madre de Harriet, que solo ve en él a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, ésta se celebra… y Harriet, a merced de su marido y de la familia de éste, entra en una pesadilla que nadie habría sido capaz de imaginar.


Opinión

Los lectores que estamos acostumbrados a leer clásica es sobradamente conocida la figura de la joven heredera, esa muchachita que tiene la suerte de haber nacido en una familia muy rica y que, por tanto, tiene la suficiente dote para casarse medianamente bien (a no ser que su padre la venda a un viejo por el título... pero esa es otra historia). Lo que nunca se cuenta es ¿Qué hubiera pasado si esta joven heredara hubiera sido una muchacha con alguna discapacidad mental? Pues eso es lo que cuenta la novela, basado en hechos reales, que os traigo hoy. 

En Harriet nos encontramos con una novela basado en un horrible hecho real ocurrido en Inglaterra a finales del siglo XIX. La protagonista de esta historia, o más bien la víctima, es Harriet a la que se le describe como "tontita" en referencia, obviamente, a su discapacidad mental. Esa descripción ya chirría en la mente del lector que va descubriendo, poco a poco, que va a ser testigo de una enorme injusticia y horrible crimen, pues la pobre Harriet va a caer en las garras del sinvergüenza Lewis que verá en la pobre tontita la oportunidad de hacerse de oro al casarse con ella. Tras el matrimonio, y muy poco a poco, Harriet vivirá un verdadero infierno en manos no sólo de Lewis, sino también de su hermano Patrik, su cuñada Elizabeth y la hermana de ésta, Alice. 

La idea tras esta novela es muy similar a la que ya leí en Hannah Kent, si bien Jenkins es anterior a Hannah, por eso sabía desde el principio que iba a disfrutar la lectura de esta novela. Además debo confesar que me encanta leer sobre crímenes ocurridos en el pasado, muy al estilo de Lucy Worsley en el documental de "A very British Murder". Jenkins también debió sentir cierta fascinación porque ella primeramente llegó al caso por medio de los periódicos y luego, si no me equivocó, accedió a los archivos del caso a través de su hermano. Lo horrible del caso hizo que quisiera escribir esta novela y que lo hiciera con absoluta brillantez. Sin duda alguna, uno de los elementos a destacar reside en la forma en la que la autora perfila la psicología de los personajes que se hace tan obvia al lector pero no tanto para los actores participantes, así, por ejemplo, no es difícil adivinar las intenciones de Lewis desde el principio, como obvias son también sus acciones posteriores. La autora se esfuerza por retratar a cada uno de los personajes y el lector no duda en reconocer el rol que juega cada uno de ellos en este horrible crimen grupal.

Creo que hay varias cosas que me han resultado chocantes en esta novela pero hay una que hace que este crimen sea aún más aberrante, y no solo es el hecho de que este grupo de personas abusen del dinero de una pobre muchacha discapacitada mental, totalmente vulnerable, sino el hecho de que se creen con derecho de hacerlo, pues la muchacha es apenas una bestia. Todos los personajes envueltos en el mismo saben que están haciendo algo mal, son plenamente conscientes de lo que hacen porque todos tienen un segundo o dos de duda, pero todos buscan una justificación para lo que hacen e incluso van más allá, aumenta el nivel de crueldad. La actitud de cada uno de ellos es injustificable y despierta una enorme frustración e ira al lector que se siente absolutamente impotente por lo que lee. Quizás el único punto negativo es que la autora no le haya dado voz a Harriet, pues sí, aún siendo incapacitada estoy seguro de que más de una cosa pasaba por su mente y hubiera sido interesante saber qué es.

Sin duda alguna, Elizabeth Jenkins se une a mi lista de autores a los que soy absolutamente incondicional y en breve espero leer otra de sus novelas que tengo en mi lista de pendientes. En esta novela hacer una labor brillante al novelar  un horrible crimen que escandalizó la sociedad inglesa del XIX.  

4 comentarios:

  1. Hola, se le ve una lectura impactante, de esas que no te puedes despegar, y que hacen que los nervios se alteren por las injusticias y crueldades de gente que se creen estar por encima de todo y de todos. Muy buena reseña. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Reseña muy completa, no conocía el libro asi que gracias!

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches:
    No he leído el libro, aunque sí lo conocía. Después de leerte, tengo sentimientos encontrados. Por un lado, lo has analizado tan bien, que entran ganas de leerlo. Pero por otro lado, es tan terrible la historia, que no sé si quiero. El tiempo decidirá la balanza.
    Muchas gracias por tu estupenda y completa reseña!!

    ResponderEliminar
  4. Siempre recomiendo este libro, su lectura me dejó marcada. El otro libro que he leído de la autora "La historia del doctor Gully" me gustó menos que Harriet pero también disfruté de su lectura.

    Besotes.

    ResponderEliminar